CUERNAVACA, MORELOS.- Las personas agresivas no van a cambiar, sólo van a modificar su comportamiento para atrapar nuevamente a sus parejas, y desafortunadamente muchas parejas ven las agresiones de manera normal, afirmó Deivi Hernández Sandoval encargado de la Unidad Especializada en Atención a Mujeres Víctimas de Violencia Doméstica.
La Unidad depende de la Comisión Estatal de Seguridad (CES) y de acuerdo con las atenciones realizadas las mujeres son las más vulnerables y las que sufren mayores casos de violencia. Sí hay casos de hombres, pero por el machismo no lo denuncian. En términos absolutos el 80 por ciento de los casos se refieren a mujeres violentadas y el 20 por ciento a hombres, expuso Deivi Hernández en el Foro Diario de Morelos con el tema “Violencia en noviazgo”.
Alejandro Cruz Solano, coordinador del Centro de Apoyo para el Desarrollo y la Integración Psicosocial en Jiutepec, afirmó que en lo general la violencia tiene elementos fundamentales con orígenes en las frustraciones, al abandono, la visualización de agresiones en casa, la familia, baja autoestima. La violencia también tiene como factor de origen el miedo a la soledad y la disfunción familiar.

Escala de violencia
Deivi Hernández enumeró la escala de la violencia en el noviazgo y enumeró que primero es el control de emociones, segundo la explosión cuando vienen los golpes y la agresión física y la tercera es la “luna de miel”, traducido en la reconciliación.
Videlia Sánchez Ocampo, del Centro de Justicia para las Mujeres, de la Fiscalía General del Estado, explicó que al centro acuden chicos y chicas acompañados de sus mamás para pedir orientación sicológica, porque de pronto los padres descubren que sus hijos amanecieron con moretones, o no entienden porqué lloran mucho los muchachos.
Ese grupo de adolescente es atendido por los psicólogos y entonces se ponen al descubierto las agresiones de parte del novio, en su mayoría.
“La violencia comienza cuando uno de los dos comienza a consultar los teléfonos móviles de sus parejas y descubren mensajes de hombres o mujeres que no conocen, pero desde el núcleo familiar enseñamos muchas cosas y los niños comienzan a ver los sellos de violencia”, dijo Sanchez Ocampo.
Precisó que de quienes han acudido al centro de Justicia se registra un 40 por ciento de aumento de casos de violencia en el noviazgo, cuyas agresiones comienzan, en algunas ocasiones por cosas que escribieron en las redes sociales como Facebook o WhatsApp.
“Hay ocasiones que eso deriva en agresiones físicas y por eso las mujeres no deben aceptar ningún dato de violencia porque los estudios nos dicen que la conclusión son los feminicidios o crímenes violentos de mujeres”, afirmó.

Urge legislar
Por su parte Alberto Martínez, coordinador de la bancada del PRI en el Congreso de Morelos, y presentador de la iniciativa de ley para sancionar la violencia en el noviazgo, informó que el 85% de los casos donde durante el noviazgo se registraron datos de violencia, invariablemente continuarán con ese comportamiento si la pareja llega al casamiento.
“Por eso tenemos que ir al origen y legislar en la materia para disminuir los casos. En la iniciativa se proponen penas de dos a cinco años de cárcel con multas que van de los 200 a los 500 salarios mínimos, para los agresores, y con ello abonamos a la sanción y a detener la violencia en el noviazgo”, dijo el diputado.

"Llega el caso de que la víctima cree en él o ella, lo disculpan y reinician la relación pero a las dos semanas regresan las agresiones, y eso va en aumento.” Deivi Hernández, de la U.E de  Mujeres Víctimas

"La violencia comienza cuando uno de los dos comienza a consultar los teléfonos móviles de sus parejas y descubren mensajes de hombres o mujeres que no conocen.” Videlia Sánchez, del Centro de Justicia

 

Por: JUSTINO MIRANDA /  [email protected]