compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Por considerar que los vecinos de la colonia Chipitlán corren peligro y por ubicarse en una zona cercana a seis instituciones educativas, representantes de los gobiernos federal y estatal coincidieron en no permitir la construcción de una gasolinera en la avenida Morelos Sur.

La semana pasada, los vecinos se inconformaron y amenazaron con bloquear la avenida debido a que detectaron que había trabajadores en la obra donde se pretende construir la gasolinera, que se encuentra a unos metros de la Secundaria 4 y un jardín de niños de la colonia.

El jueves 2 de marzo, acordaron instalar una mesa de trabajo con las autoridades federal, estatal y municipal, pues los vecinos estaban seguros de que la gasolinera no contaba con los permisos legales para construcción.

Ayer, dialogaron con representantes del estado y de la Federación, quienes acordaron no estar de acuerdo con la obra por el riesgo que implica la gasolinera, informó Carlos González García,  director de Proyectos y Análisis de la Dirección General de Gobierno estatal.

El funcionario señaló que después de conocer los argumentos de los vecinos que se manifestaron en contra de la obra, se acordó instalar otra mesa de trabajo con las autoridades del Ayuntamiento de Cuernavaca para analizar el tema de la documentación y permisos de la gasolinera.

En la misma reunión, acudió Gerardo Cubría Bernardi, delegado de Gobernación en la entidad, quien al igual que Carlos González García, coincidió que no se debe permitir la construcción por el riesgo inherente que existe para los ciudadanos.

Además, se detectó que la construcción de la gasolinera no cuenta permisos otorgados por la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), y se ubican seis escuelas en los alrededores de esta construcción.

Por: CARLOS SOBERANES
[email protected]