A pesar de no ser su objetivo principal, actualmente los drones se vuelven más útiles y se les descubren nuevos usos que pueden ser de gran ayuda en la vida cotidiana, e incluso llegar a salvar vidas.

 

Un caso así se presentó en Australia, cuando Matt Woods quería grabar la costa del mar, realizaba su rutina de registro a las olas y la belleza del mar, cuando logró captar una escena que se salía de lo habitual, y descubrió a una persona que era atacada por un tiburón Mako.

“Vi al tiburón de inmediato, ya que había una gran bola de cebo de pescado y, a medida que me acercaba, pude ver que también estaba dando vueltas al buceador en el agua. El buzo estaba defendiéndose del tiburón y pinchándolo con su fusil. El tiburón luego fue tras su flotador que está unido al buzo. Lo estaba cargando y tratando de morderlo, sacudiéndolo”, señala el piloto aficionado en una entrevista.

 

La especie puede llegar a medir entre 3.5 y 4 metros, y son reconocidos por la forma de su boca grande y estrecha.

Al ver la peligrosa escena Woods llamó inmediatamente a los rescatistas, que pudieron llegar al lugar en minutos, además de despejar la zona de surfistas y otros nadadores.

 

“Estaba bastante preocupado por el buceador. Nunca había visto algo así antes, solo ballenas. Parece que siempre me olvido de los tiburones. Sabemos que hay tiburones aquí todo el tiempo, pero nada como esto. Luego, fui a buscar al buzo, pero no pude encontrarlo”, agrega Woods.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado