Cuernavaca, Morelos.- Que la primavera llega antes ya lo había establecido el Panel Intergubernamental para el Cambio Climático (IPCC) de la ONU en 2007. En ese entonces diferentes estudios confirmaron que las hojas de los árboles caducifolios brotaban unos 20 días antes que hace 50 años, que la aparición de insectos se había adelantado unos 11 días o que las temperaturas que se registraban a principios de abril en la década de los 50 ya se alcanzaban a principios de marzo.
Estos cambios serían irrelevantes de no ser porque debido a ellos se alteran fenómenos biológicos, ecológicos, agrícolas, socioeconómicos e incluso sanitarios.
De acuerdo a un nuevo estudio realizado por la Universidad de California Davis (UC Davis), publicado en la revista Nature Reports, de marzo de 2018, se descubrió que por cada 10 grados al norte del Ecuador que se mueve, la primavera llega unos cuatro días antes de lo que ocurría hace una década.
El estudio es el análisis más exhaustivo hasta la fecha del avance de la primavera, a medida que se avanza hacia el norte. Las variables investigadas incluyen desde aves que migran, flores en nacimiento, llamadas de anfibios para su apareamiento y el nacimiento de nuevas hojas en los árboles.

DDM STAFF
[email protected]