compartir en:

Cuernavaca, Morelos.- Con miles de personas, simpatizantes y ciudadanos se desarrolló la Marcha por la Unidad, según el reporte de la Policía Vial. Ayer, miles de voces se escucharon después del mediodía, cuando entonaron el Himno Nacional y con la mano levantada, coincidían en la necesidad de unirse a favor de la entidad.
Antes de las 9 de la mañana, poco a poco se reunían los morelenses en la Glorieta de Tlaltenango, punto de reunión donde saldrían los miles de ciudadanos con dirección al Zócalo.
Por el número de personas que se concentraba al norte de la ciudad, tuvieron que distribuirse en las calles aledañas a la glorieta; con banderas amarillas, con playeras y gorras perredistas, se aglutinaron en varios grupos para salir e integrarse al primer contingente.
Poco a poco se iban formando grupos de militantes, simpatizantes y ciudadanos. Los grupos fueron cerrándose y ansiosos de iniciar con el movimiento que consideraron una muestra para todos los morelenses de que en la entidad debe existir unidad y apoyo a la autoridad del estado.
Minutos después de las 9 de la mañana, salió el primer contingente hacia el Zócalo, el cual estuvo encabezado por Rodrigo Gayosso Cepeda, presidente del Partido de la Revolución Democrática (PRD), quien junto con autoridades estatales de todos los sectores, diputados locales y federales perredistas, comenzaron su andar por las calles.
Fue así como inició la Marcha por la Unidad, en donde se pudo ver a amas de casa, maestras, maestros, estudiantes universitarios, padres de familia, funcionarios, alcaldes, trabajadores del estado, profesionistas, transportistas y ciudadanos.
Con pancartas en apoyo a Graco Ramírez, a su administración y trabajo en estos últimos tres años, caminaron por la avenida Emiliano Zapata hasta llegar al Centro, frente del Congreso del Estado.
“Morelos Unido”, “No somos muchos” y el “Sí se puede”, comenzaron a vitorear, después de entonar la Marcha Morelense”. 
Por el número de personas que participaron, el trayecto de la Glorieta de Tlaltenango hacia el Zócalo de tardó casi más de 2 horas.
Minutos antes de las 12 de día de ayer, el primer grupo de simpatizantes perredistas, con los brazos entre lazados, llegó al templete que estaba instalado para el acto final.
Después de presentar a todos los alcaldes, diputados y exdirigentes del PRD que participaron en la marcha llegó Graco Ramírez, acompañado por su esposa, Elena Cepeda. 
Ahí, expresó: “Vengo como cualquier ciudadano, a unirme a la marcha”.

 

Por:  CARLOS SOBERANES  /  [email protected]