Aproximadamente hace cinco mil años AC hasta quinientos años de nuestra era, se sabe de la esclavitud en la que entonces se encontraban los grandes imperios del antiguo Egipto, de Babilonia, Asiria, Grecia y el Imperio Romano. 

La esclavitud se abolió en México en 1810 con la Independencia, en las colonias inglesas en 1838, en Estados Unidos en 1865, en Puerto Rico en 1873 y en Cuba en 1886. En el siglo XIX  comenzó el declive de la esclavitud y fue perdiendo fuerzas hasta el siglo XX. Hoy en día aún persiste en algunos países del planeta.

EL FEUDALISMO COMO SOLUCIÓN

La historia del feudalismo digamos que comenzó en la época del Imperio Romano y duró 1229 años en plena bonanza hasta su decadencia durante el siglo III y la economía empezó a decrecer. Las clases altas dejaron sus villas y sus esclavos los siguieron, pues en los castillos feudales no había trabajo y casi ni comida para ellos, mientras que en las propiedades en el campo con sus amos, siempre lo recibían ya que apenas comenzaban a crecer y así fueron tomando la relación de trabajador del dueño de la propiedad sin dejar estos de ser sus amos.

Al irse las clases altas de sus ciudades al campo, tuvieron a sus trabajadores con mano de obra, encargándose de su supervivencia y demás necesidades, pero llegó el momento de que ya no eran dueños de sus propias vidas, pues no aprendieron a subsistir en lo que ahora llamamos libertad y la relación se volvió más humana.

Los nuevos patrones comenzaron a producir dentro de sus tierras y a crear su propia economía en general, ya que ahora eran colonos, pero los señores feudales se quedaron en sus castillos y grandes ciudades, sin la mano de obra de los esclavos por lo que comenzaron a cobrarles impuestos cuando ya no tenían entradas de dinero para sobrevivir como los reinados que eran.

Aquellos a quienes habían ayudado, ahora les trataban de vender alimentos, medicinas y armas. Pero los señores  feudales empezaron a cobrarles a los dueños de las nuevas tierras los  impuestos necesarios para subsistir, hasta que quienes habían sido corridos de sus villas y dado tierras para trabajar, ahora eran contribuyentes de los señores feudales y los impuestos siguieron creciendo hasta que ya no se pudo más y  comenzaron a reunirse  aquellos colonos que habían sacado de los grandes castillos dentro de las ciudades amuralladas.

EL CAPITALISMO MUNDIAL

Estos varios feudos tenían muchos problemas de producción y al poco tiempo encontraron un sistema que podía ser bueno para todos y se llamó Capitalismo. Y aunque los ingleses pregonan que fue un personaje ingles quien lo implantó, el capitalismo fue popular desde la caída del feudalismo.

Cuando el capitalismo, basado en la industrialización y en el control de los medios de producción al inicio de la revolución industrial que comenzó en Inglaterra, rápidamente se extendió por todo el mundo llegando al grado de producir bienes, convirtiendo el sistema de producción en un gran mercado de autos, enseres domésticos, construcción de ciudades y en especial a la modernización de armamento bélico, usando las nuevas tecnologías abriendo una amplio panorama a la producción de bienes de consumo.

Entonces sucedió en Alemania, Inglaterra, Rusia y en otros países europeos, que al poco tiempo de ese despertar, se encontró con que ya había dejado de existir esa sociedad al no conseguir más consumidores y comenzó la crisis de desempleo al ganarle la carrera a la demanda y a la producción de bienes en las fábricas que habían visto a ese sistema se iba adelantando en producción al mercado que habían construido como la panacea y que llegaron a tener con ese sistema una puerta de oro para sus mercancías en maquinaria, en empresas de ropa, alimentos, medicinas, en la industria de la construcción, el crecimiento del comercio local e internacional y en especial la industrialización de la guerra, con nuevo armamento.

Al no tener mercado para el uso de las armas, había que buscarle en que aprovecharlas, por lo que se tuvieron que inventar conflictos en todo el mundo para continuar en la carrera de la producción y que el sistema de la sociedad de consumo siguiera funcionando. Pero les ganó el tiempo, la sobreproducción, la falta de mercado, teniendo que despedir a la mayoría de sus obreros y empleados, llegando a cerrar sus fábricas y dejar de tener trabajadores por la sobreproducción de bienes sin haber más compradores.

 

LAS REVOLUCIONES

Comenzaron a surgir los sindicatos de quienes se quedaron sin empleo o recibían muy poco dinero; y con ellos la represión y las fuerzas de los gobiernos contra el pueblo, el cual, inspirado del libro: El Capital, con la teoría de Carlos Marx, escritor y filósofo alemán, donde propone la solución a la crisis por la que pasa el mundo capitalista y se llama el Socialismo Dialéctico; pensando en resolver el problema Alemán y el que fue puesto en práctica con la Revolución Rusa, implementando el Socialismo con la Unión de la Republica Socialista Soviética, seguido por varios países europeos como la solución de los mismos problemas.

El proceso se repitió en China, quien se liberó de la bota japonesa arriba de su cabeza al llegar la revolución China con Mao Tze Tung. 

Al término de la guerra, la producción de bienes en los países socialistas fue un duro golpe para el capitalismo, el cual tuvo que reforzarse con el neoliberalismo, que es el mismo capitalismo despiadado en su máxima expresión.

Comenzó la Guerra Fría, la Revolución Cubana y los cambios sociales pacíficos de varios países latinoamericanos, los que fueron reprimidos por el sistema capitalista dirigido por Estados Unidos. Sólo no ha podido doblegar al gobierno de Cuba, a pesar de su ataque a Bahía de Cochinos y a los 62 años de un despiadado embargo contra la Isla.  

EPÍLOGO

Del esclavismo, el feudalismo, el capitalismo, el socialismo y el comunismo, el mundo está por tener una revolución a la inversa. Ahora el comunismo nunca alcanzó su meta y desapareció al no llegar el Socialismo a cubrir a todos los países del planeta; el esclavismo desapareció por completo, del feudalismo ni se diga. El Capitalismo está por dejar su despiadado camino y volverse humanista, al introducir cambios menos individualistas y más populares, como la medicina gratuita y otros; los países en vías de ser socialistas, están aceptando un poco de lo bueno del capitalismo y los países “tercer mundistas” o en vías de desarrollo van recuperando su paz, su libertad y su soberanía y sin dejar de ser independientes, van a aceptar al capital y a las necesidades de la nueva realidad.

Y entre todos los países vamos a salvar al mundo de su destrucción, cuidando el medio ambiente, retardando el cambio climático y evitando que vayamos al precipicio. Siempre pensando en el bien común y el respeto hacia nuestros vecinos, a la comunidad y al mundo entero, porque solos jamás podremos luchar contra esas fuerzas que nosotros hemos propiciado.

EL MUNDO ESTA VOLVIENDO A EMPEZAR. 

Por: Rafael Benabib / rafaelbenabib@hotmail.com


Las opiniones vertidas en este espacio son exclusiva responsabilidad del autor y no representan, necesariamente, la política editorial de Grupo Diario de Morelos.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado