Cuernavaca,  MORELOS.- Ixchel y Wendy, enfermera y médica, respectivamente, ya recibieron las dos dosis de la vacuna contra el COVID-19, no obstante, mantienen el temor ante lo desconocido.

Ambas son mujeres jóvenes y valientes que han decidido contribuir en la batalla contra el COVID-19, a pesar de los riesgos que esto significa.

Las dos han sido designadas en la atención de pacientes COVID-19, ya que debido al aumento de casos se incrementó la hospitalización y se requiere más personal de salud ante la ampliación hospitalaria.

Ixchel Sandoval Menchaca, es licenciada en Enfermería, con una especialidad en Pediatría, labora en el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) y lleva varios meses asignada a un hospital COVID, por lo que tiene que aumentar sus cuidados.

A través de redes sociales pide a sus amigos y conocidos aumentar los cuidados, debido a que el hospital en el que ella labora está al 93 por ciento de su capacidad, “es desesperante ver a los pacientes luchando por su vida, hacen falta equipos, ventiladores y más personal, es una lucha constante, mientras que en la calle la gente anda como si nada pasara”.

Wendy Aparicio Rosales, es médico cirujano, hace poco fue su ceromonía de titulación, considerando que el último año no fue sencillo, debido a que la pandemía por COVID-19, complicó los últimos meses de estudio, sin embargo su entusiasmo y el amor a su profesión permitieron que seguir adelante y, ahora, está asignada a un hospital COVID-19.

Al igual que Ixchel también pide a la población a seguir con los cuidados, debido a que en las últimas semanas se ha presentado un incremento de casos y parace no disminuir.

Ixchel y Wendy ya recibieron las dos dosis de la vacuna Pfizer, ahora está protegidas al 94 por ciento, coincidieron en que la vacuna es una esperanza y un respiro para seguir en la batalla, pero deben seguir cuidándose ya que ambas están altamente expuestas al estar en contacto directo con pacientes COVID. 

"Es desesperante ver a los pacientes luchando por su vida, hacen falta equipos, ventiladores y más personal, es una lucha constante, mientras que en la calle la gente anda como si nada pasara.”  Ixchel Sandoval Menchaca, enfermera

Ixchel. Licenciada en Enfermería, con una especialidad en Pediatría, labora en el IMSS.

Wendy. Médico cirujano, está asignada a un hospital COVID-19.

Por: Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com