Una ingesta insuficiente de fruta es uno de los 10 principales factores de riesgo de la mortalidad a nivel mundial, y según la OMS, “su ausencia desencadena enfermedades como accidentes cerebrovasculares, cardiopatías e incluso cáncer gastrointestinal”.

Además, la fruta nos aporta vitaminas, fibra, minerales y agua, componentes ideales para eliminar toxinas y acelerar el metabolismo, además contiene muy pocas calorías y algunas tienen un gran poder saciante. Por eso, se convierten en el mejor alimento para bajar de peso y quitarte esos kilos que te sobran como complemento de tu dieta sana.
Frutas son un alimento que deben estar siempre presentes en nuestra alimentación y de forma especial, cuando seguimos una dieta hipocalórica por su bajo contenido en calorías, se ha demostrado que quien consume una alta cantidad de fruta, consume menos calorías al final del día y además, su contenido en fibra mejora el tránsito intestinal y nos dará más sensación de saciedad además de su contenido en agua que es ideal para mantener una buena hidratación.
Entre las frutas que cumplen todos los requisitos anteriores y de forma muy especial, se encuentran “la piña, la sandía, el melón, la manzana, la granada, la ciruela, el melocotón, la pera y la naranja.
Pero resaltaría la sandía porque solo aporta 15 calorías por cada 100 gramos y contiene una gran cantidad de agua, por tanto es una opción excelente en las dietas de adelgazamiento, todas ellas apropiadas para limitar la “calidad” y “cantidad” de los demás alimentos y hacer un ejercicio saludable, para perder algún kilo antes de empezar las, merecidas, vacaciones.