La Fábula


Un viejo león, que no podía procurarse la comida con sus propias fuerzas, pensó que podría hacerlo por medio de su astucia.

Y así se fue a una cueva y se echó fingiendo que estaba enfermo, de modo que cuando los otros animales iban a verlo los atrapaba y se los comía. Muchos animales habían caído ya cuando la zorra, percatándose de su artimaña, acudió también, y a distancia de la entrada le preguntó cómo se encontraba.

—Mal —le contestó el león.

Entonces le preguntó por qué no entraba, y la zorra le dijo:

—Entraría sin duda si no viera que hay muchas huellas que entran, pero ninguna que sale.

 

¿Cuál es la moraleja de la historia?