Comerciantes de pollo indicaron que las pechugas se quedan en las vitrinas de los puestos del mercado “Adolfo López Mateos”, pues el precio en este artículo, “está por las nubes”.

Manuel Alejandro Delgado Ortega, comerciante de este producto alimenticio mencionó que después de semana santa, el precio del pollo subió desmesuradamente, llegando la pechuga a costar hasta $130 pesos el kilo, como pico máximo.

“Hoy tienen ocho días en que bajo el costo, las amas de casa, están encontrando la pechuga, dentro del mercado ALM, entre los $90 a $105 pesos, el kilo”.

Agregó que esperan que siga bajando el costo para que ellos puedan ir disminuyendo los costos.

“Los incrementos se deben principalmente a que en la pandemia, hubo escasez del producto, como el huevo, alimento para pollo, mano de obra y esto bajó la producción en las granjas” finalizó.  

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado