Este año ha sido una vez más una oportunidad para el mundo del entretenimiento de Corea del Sur para triunfar.

No es de extrañar que después del éxito del Juego del Calamar muchas personas ahora se encuentren a la expectativa de nuevas series surcoreanas.

 La plataforma Netflix ha estrenado una nueva serie surcoreana que busca tener el mismo éxito de El Juego del Calamar, Rumbo al Infierno (Hellbound) fue estrenada el 19 de noviembre y ha tenido hasta ahora críticas positivas logrando un 100% de puntos en la plataforma Rotten Tomatoes.

 Si lo tuyo es el terror fantástico de monstruos y el fin del mundo, Rumbo al Infierno presenta la adaptación del webtoon Hellbound, que te adentra en el mundo sobrenatural de la capital de Corea del Sur, Seúl.

Aunque aún está lejos de convertirse en el “próximo” Juego del Calamar, la serie logra mantenerte con los pelos de punta durante seis episodios.

En un Seúl, donde la sociedad ya no tiene miedo del pecado, la gente comienza a recibir presagios sobre su muerte y seres sobrenaturales llegarán a destruir las almas de los humanos para arrastrarlos al infierno.

Hellbound expone a los cultos y fanatismo religioso, y las consecuencias que producen en la sociedad, el drama se adentra en los comportamientos de los seres humanos que se ven superiores a otros bajo el concepto de lo bueno y lo malo.

La serie está dirigida por Yeon Sang-ho, creador de la película de terror Train To Busan (una de las mejores películas de horror y zombies de los últimos años), y entre su reparto, se destacan Yoo Ah-in, Park Jung-min, Won Jin-ah y Kim Hyun-joo.

Hasta ahora la serie ha dejado en el misterio a sus fans sobre una posible segunda temporada, pues las incógnitas que dejó el último capítulo del drama tienen que ser aclaradas.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado