Lectura de comprensión


Alicia y Miranda jugaban en el parque, junto a la fuente.

-Mira, Alicia, allí va una señora con el pelo azul.

-¡No puede ser, Miranda! ¡Nadie tiene el pelo azul! Es imposible.

Será un extraterrestre.

-Los extraterrestres no existen.

-Las señoras con pelo azul tampoco. Lo mejor será que vayamos a ver.

-Pues habrá que ir con cuidado, porque como sea un extraterrestre se puede liar buena...

Alicia se puso en cabeza y dirigió a su amiga hacia el lugar donde había visto a la supuesta señora del pelo azul.

-Mira, ahí está -dijo Alicia-. Es una señora.

Hola, señora, disculpe -dijo Alicia.

-Dime, pequeña -dijo la señora.

-Mi amiga dice que es imposible tener el pelo azul y cree que usted es un extraterrestre -dijo Alicia.

La señora del pelo azul empezó a reírse.

-Mi pelo azul no es natural, pequeña, me lo he teñido -dijo la señora.

-¿Teñido? -preguntó Alicia.

-Me lo he pintado con una pintura especial para pelo -dijo la señora.

-Muchas gracias, señora -dijo Alicia-. Espero no haberla molestado ni ofendido.

La señora del pelo azul-Ni mucho menos, pequeña -dijo la señora-. Es bueno ser curioso y preguntar las cosas de forma educada, como tú has hecho.

 Alicia sonrió, se despidió y fue a ver a Miranda.

Cuando le contó lo que había descubierto Miranda se quedó sorprendida.

-Pues yo me voy a pintar el pelo de rosa -dijo Miranda.

-Eso será si te dejan tus padres -rio Alicia.

Y las dos niñas volvieron a la fuente a seguir jugando.

 

¿En dónde jugaban?

¿Por qué se sorprendieron?