Lacoste planea producir en México para reducir costos y agilizar la entrega de producto, así como abrir unidades bajo un nuevo concepto, compartió Eduardo Araiza, nuevo director general de la marca francesa en el país.

“Estamos desarrollando una estrategia de búsqueda de proveedores locales, para tener precios más asequibles, y estamos cerca de comenzar producción en el país…Ha existido un cambio generacional importante en la base manufacturera del país y hoy se puede encontrar producto hecho en México con calidad que compite con lo que había fabricado en mercados como el asiático o Sudamérica”, comentó el directivo en entrevista con Forbes México.

La empresa espera fabricar en el territorio nacional un 20% de sus ventas hacia el 2020, inicialmente para el mercado mexicano y después para el latinoamericano y estadounidense. Y se encuentra en análisis del lugar donde comenzará la producción.

“Es para tener una capacidad de reacción más ágil que nos permita tener productos en tiempos más cortos. Es un tema de calidad y de costos competitivos…, pero lo más importante son los tiempos de respuesta, pues traer producto de Asia implica procesos que se pueden agilizar si se desarrollan proveedores locales”, añadió.

A su vez, la compañía busca duplicar los 40 puntos de venta con los que cuenta en la República Mexicana en los próximos 10 años, mediante su nuevo concepto de tiendas Le Club, el cual está inspirado en los vestidores de los años 20, en tiempos en los que entrenaba Monsieur René Lacoste, creador de la marca y tenista francés.

México es el tercer lugar en el mundo donde se abren tiendas de dicho concepto, dentro del centro comercial Artz Pedregal, así como en Chihuahua, una remodelación en Guadalajara y un corner dentro del Palacio de Hierro de Perisur.

Para el corto plazo se espera abrir una unidad más en Monterrey, en la plaza Punto Valle, al igual que en Explanada Pachuca, en los outlet de Querétaro y al sur de la Ciudad de México. El modelo de aperturas es a través de franquicias y propias, dependiendo de cada región del país.

Por lo anterior, se esperan inversiones por aproximadamente 20 millones de pesos (mdp) para el 2019 para las remodelaciones y aperturas de unidades propias, a lo cual se sumará el capital que destinarán los socios comerciales.

“Desde hace unos años decidimos invertir en México a través de una joint venture (coinversión) con quien era su distribuidor. Hemos hecho diversas reestructuras para acercar más la marca, que tiene buen posicionamiento en el país y le genera a la directiva en Francia la posibilidad de seguir invirtiendo en el mercado nacional”, comentó Araiza.