compartir en:

Es un monumento del siglo XVI que perteneció a la orden franciscana. El templo fue edificado en honor a San Juan Apóstol, al cual lo celebran los días 27 de diciembre.
Respecto a la festividad, el sacerdote responsable de la iglesia Juan Guerrero, mencionó que se lleva a cabo un novenario ocho días previos a la celebración. El día grande desde muy temprano el repique de las campañas anuncia que el tradicional pueblito está de fiesta, “A las 6:00 horas se entonan las mañanitas; la misa solemne se lleva a cabo al mediodía, por la tarde se hace una procesión con el Santo y en la noche se procede a la quema del castillo”, comentó.
De igual forma, afirmó que la comunidad, aquella que es oriunda, continúa manteniendo su fe y hacen la fiesta patronal, así como la festividad al ‘Señor de la Batallas’, imagen de Cristo, al cual, aquellos que partirían a luchar le pedían volver al hogar.
Por Ángel Chávez