“La fuerza, la salud y el empoderamiento de las niñas del mundo es un asunto para todos los días del año. El Día Internacional de la Niña es una oportunidad para volver a comprometernos con este imperativo mundial”, son las palabras del presidente de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) en el marco de conmemoración del Día Internacional de la Niña.

Cada 11 de octubre se conmemora el Día Internacional de la Niña, establecido en 2011 por la ONU, con el objetivo de buscar que tanto la sociedad como los gobiernos tomen medidas para eliminar todas las formas de discriminación contra las niñas, promover y proteger sus derechos, así como aumentar la conciencia de sus necesidades y potencial.

En este día se nos convoca a reflexionar y hacer visibles los desafíos a los que se enfrentan las niñas alrededor del mundo, desde su más tierna infancia,  solo por haber nacido con genitales femeninos, conllevando con ellos una vulnerabilidad ante el sistema patriarcal, y las convierte en víctimas.

Padeciendo las desigualdades de género desde una temprana edad, el difícil acceso a la información es uno de los mayores factores para colocar a las niñas en estado de vulnerabilidad, pues al menos el 53.9 por ciento de las niñas mexicanas de 0 a 17 años viven en condición de pobreza, indica El Consejo Nacional de Evaluación de la Política de Desarrollo Social (Coneval).

Este panorama crea niñas indefensas ante las injusticias y violencia que se dan en la división sexual en la niñez.

Un estudio realizado por la UNICEF reveló que 1 de cada 20 chicas de entre 15 y 19 años en el mundo,  ha sufrido relaciones sexuales forzadas (13 millones aproximadamente),  casi 1 de cada 4 chicas de entre 15 y 19 años no está empleada ni recibe educación o formación;  tan solo 2 de cada 5 niñas completa la educación secundaria y más de 133 millones de niñas en todo el mundo han sufrido mutilación genital.

Este día nos invita a la autorreflexión sobre el peso de las expectativas que se ponen en las niñas pues desde una temprana edad las niñas dedicarían el doble de tiempo en las tareas domésticas, que los niños de su misma edad.

Al ser víctimas del sistema patriarcal y las construcciones sobre el rol de la mujer en la sociedad , con un cuerpo sexualizado y asumido como objeto de consumo para los hombres, la violencia de genero es incentivada desde la niñez, siendo tan invasiva que en algunos casos se marca  un rechazo de la niña hacia su propio cuerpo.

150 niñas y adolescentes han sido víctimas de feminicidio de diciembre del 2018 a diciembre del 2020. Y tan solo de enero a junio del 2021, se reportaron 48 feminicidios de niñas en México.

Son estas problemáticas entre muchas las que han sido causantes de un fenómeno creciente, pues durante un periodo de 10 años en Inglaterra ha reportado un incremento del 4000% de niñas y adolescentes que rechazan su sexo y exponen sentir una incomodidad con su cuerpo.

 

Poner a la luz estos problemas nos obliga a analizar las concepciones patriarcales a las que se somete a las mujeres durante la infancia, las ideas profundamente arraigadas que ponen en riesgo a las niñas, a las cuales el Estado les debe asegurar una infancia plena y libre de violencia.

Con una base en la educación garantizada, con la cual las mujeres puedan desarrollar herramientas para enfrentarse al sistema patriarcal, en donde las niñas se enfrentan a su género como una amenaza.


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado