El empresario Alberto Sentíes, Lord Ferrari, me ordenó agredir a automovilista en Tlalpan, escribió el guarura Sergio González Ibarra, de 38 años, en cartas póstumas.

“Viernes/11/03/16. Siendo las 14 horas saliendo de la oficina con dirección a la carretera Picacho-Ajusco y llegando al entronque de Viaducto Tlalpan, una camioneta blanca se le cierra al Ferrari del señor AlbertoSentíes, el cual él lo maneja y siendo las 14:30 da la indicación a través del radio transmisor u orden de bajar al de la camioneta y ya que ve que no quiere y hace el intento de evadirnos, se le indica al chofer de la camioneta que le hable a su seguro, no hace caso, el cual con el tráfico no puede escapar…”.

“Al poco rato me marca y me dice que mejor en su casa me atiende, llego a su domicilio a firmar la renuncia de la empresa con la dirección de Picacho-Ajusco y otro de la cual estaba con él, el escolta, y me dijo no tengas miedo, todo lo tengo arreglado. Y vea nada de arreglo, solo me empinó a mí y me deja solo con todo el paquete, ya que él da la orden de golpearlo y cuando ve que lo graban me dice que ya lo deje. No se vale lo que sacan por parte de los medios”. 

La Procuraduría General de Justicia (PGJ) de la Ciudad de México informó que ayer jueves por la tarde fue localizado el cuerpo sin vida de Sergio en el interior de una habitación de un hotel ubicado en el municipio de Atizapán de Zaragoza, en el Estado de México.

Entre las ropas de González Ibarra se encontraron dos hojas escritas a mano relacionadas con una declaración que hace respecto a los hechos del día 11 de marzo, cuando el guarura golpeó a un joven en Viaducto Tlalpan.

Los resultados de la necropsia concluyen que el sujeto murió de un infarto al miocardio.