Este domingo Kourtney Kardashian y Travis Barker, se dieron el sí por tercera vez en los últimos meses, pero ahora en una lujosa boda en Italia. Después de dos días seguidos de festejos y que la mediática familia tomar la localidad costera de Portofino, ayer vivieron un gran día de desenlace.

Por supuesto el vestido de la novia tenía que ser a su estilo rompedor, lució un vestido corto y ajustado de tirantes de la firma Dolce & Gabbana, acompañada de un enorme velo con bordado sobre la cabeza, eso sí manteniendo el tradicional color blanco.

Fueron tres veces las que se dieron el sí porque su primera ceremonia simbólica fue en las vegas, el fin de semana pasada se unieron por lo civil en Santa Bárbara, california y este domingo fue su boda religiosa en Italia.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado