Jacobo es un niño de once años de edad, se incorporará con sus clases a distancia el próximo lunes, y contó que ya quiere regresar a estudiar, aunque para él son mejores las clases presenciales.  

Está consiente de la situación actual por la pandemia del Covid-19 y atiende todas las indicaciones de su profesor.
Desde el inicio del ciclo escolar acordaron que el docente entregaría cada semana un juego de copias en una papelería cercana a su escuela para poder adquirirlas y trabajar a distancia.  

“Yo quisiera ir a clases presenciales, pero por ahora creo que está muy complicada la pandemia, entonces voy a seguir trabajando a distancia con los juegos de copias que envía el profesor”, comentó.  

Así como Jacobo, la niñez junto con la plantilla docente acordaron las formas de comunicación para estudiar a lo largo del ciclo escolar 2020-2021, mientras existen las condiciones sanitarias. 

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado