compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- El coordinador del grupo parlamentario del PRI en el Congreso, Alberto Martínez González, consideró que es inviable que los padres de menores infractores asuman la responsabilidad de la reparación del daño, como lo propone la magistrada presidenta del Tribunal Unitario de Justicia para Adolescentes (TUJA).
El diputado observó que primero tendría que modificarse la Constitución federal, en virtud de que ésta no contempla la transferencia de penas o sanciones.
“Constitucionalmente, las penas o sanciones impuestas a una persona, son intransferibles, son unipersonales”, observó el legislador; sin embargo, dijo que será necesario analizar con detalle el planteamiento de la magistrada Ana Virinia Pérez Güemes.
Martínez González dijo que desconoce los elementos que la juzgadora tiene para poner en la mesa de la discusión la posibilidad de que los padres compartan la sanción de los hijos, pero en todo caso, también advirtió que se trata de una discusión de carácter federal que tendría que hacerse del conocimiento de los integrantes del Congreso de la Unión.
Al margen de lo anterior, insistió que con una lectura simple, la propuesta sería inconstitucional, aun tratándose de menores de edad, dependientes de sus padres o del seno familiar.
La titular del TUJA consideró que, a propósito de que en estos momentos el Senado de la República analiza crear la Ley Única Nacional de Justicia para Adolescentes, sería conveniente que incluyeran un apartado en el que se diera claridad sobre qué responsabilidad tienen los padres en los delitos que cometen sus hijos.
Además, la titular del Tribunal de Justicia para Adolescentes, consideró que esta discusión sería en beneficio de las víctimas, ya que, en la mayoría de los casos, los menores no cuentan con los recursos para costear la reparación del daño. 

"Constitucionalmente, las penas o sanciones impuestas a una persona, son intransferibles, son unipersonales.”  Alberto Martínez, diputado local PRI

 

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ / [email protected]