Un niño de seis años se convirtió en héroe cuando jugueteaba con su abuelo en el jardín y de manera fortuita el adulto mayor cayó en el horno de un sauna, y al pretender rescatarlo del fuego, el pequeño fue alcanzado por las llamas que cubrieron su cuerpo.

Desafortunadamente la historia tuvo un final muy trágico, porque tanto el abuelito como el nieto fallecieron por las graves quemaduras ocasionadas por el fuego.

Este hecho ocurrió el pasado 31 de agosto en una ciudad de Rusia, y se ha identificado al pequeño héroe Slava Yushkow, que gozaba una tarde con su abuelo y ambos jugaban en el jardín de su hogar, y fue en ese preciso momento que se presentó el accidente.

De acuerdo a The Sun, el adulto mayor se aproximo al lugar en donde se encontraba el horno del sauna, mismo que esta colocado en la mitad del jardín de la casa, y fue que cayó a este lugar sumamente peligroso.

El niño se dio cuenta que su abuelo se estaba quemando y lo primero que se le vino a la mente fue intentar arrastrarlo y sacarlo de las llamas, lo cual fue imposible ante el peso del hombre que no podía ayudarlo a salvar su vida.

Ante la persistencia del pequeño Slava, que pese a su esfuerzo no pudo moverlo; entonces que la mamá empezó a oír los gritos del niño, que desesperadamente pedía ayuda.

La señora Yulia Zakharkina corrió tras el auxilio de su hijo, y cuando llego al jardín, se percata que el niño había sido alcanzado por las llamas y su cuerpo presentaba severas quemaduras de gravedad.

De acuerdo a los diarios de Rusia, la intervención de la madre fue demasiado tarde, porque encontró a Slava también que se quemaba con el fuego.

Mientras llegaban los servicios médicos de urgencia para el niño, se percataron que el abuelito ya había muerto y su cuerpo en esos momentos era consumido adentro del horno.

El niño entro con vida al hospital con quemaduras de gravedad, que los doctores determinaron inducirlo en un coma por el fuerte dolor que presentaba el pequeño.

Slava luchó por su vida hasta el último instante y finalmente después de diez días, se declaró el fallecimiento del niño en el hospital. 

El Comité de Investigación Nacional conoció el caso y después saber del heroísmo del niño, se le cedió la medalla de valor del Estado ruso en forma póstuma, que solamente se entrega a miembros del Ejército que ponen en peligro su vida y actúan con valor en determinadas circunstancias.