Circulan en redes sociales las  imágenes de una mujer indígena que lamenta no poder vender sus servilletas bordadas a mano.

Se trata de doña Adela, una señora que vende sus artesanías en el HT del centro de Uruapan, Michoacán.

 

Doña Adela es una artesana originaria de Turícuaro que pertenece a la comunidad purépecha. Además de Uruapan, también vende sus servilletas en Michoacán y Nuevo San Juan Parangaricutiro.

El usuario de Facebook, Leo Brown, publicó las imágenes el 9 de noviembre, y desde entonces, su publicación se ha viralizado, alcanzando miles de reacciones y shares.

 

 

El señor Brown pidió permiso para compartir las imágenes con el fin de “promover sus productos en las redes”.

La historia de doña Adela nos recuerda que hay muchos artesanos que pasan por dificultades para vender sus artesanías y ganarse la vida. Por eso, siempre será importante apoyar a los artesanos de nuestro país, comprando sus productos y respetando sus precios.