CHIAPAS.- Un hombre acudió a recoger el cuerpo de su hijo recién nacido en el Hospital General de Palenque, pero el ataúd que el personal le entregó tenía basura y sábanas en vez del bebé.

De acuerdo con información de “Excélsior”, el señor Manuel se percató del error al abrir el ataúd en su domicilio en El Limonar, poblado del municipio de Ocosingo.

Problemas en el nacimiento

El hombre explicó que su bebé nació la madrugada del sábado en su casa, pero por una complicación del parto lo trasladaron al hospital de San Domingo de Ocosingo.

“Fue valorado por el área de pediatría, con diagnóstico de neumotórax derecho, por lo que se coloca sonda pleural, reportándose su condición como grave”, indicó Salud.

De ahí se fue junto con su bebé al Hospital de Palenque, donde lo atendieron a las siete de la mañana.

“El estado de salud del bebé presenta deterioro paulatino y fallece a las 11:20 horas del 11 de agosto por falla orgánica múltiple, sepsis, asfixia neonatal severa y neumotórax derecho”, se detalló.

Manuel recibió a las 2:10 de la tarde la orden de bajar al sótano del hospital a recoger el cuerpo. Por el dolor de la pérdida, en su lugar un familiar fue a la morgue.

Ahí un policía de guarda le entregó el acta de defunción y un ataúd cerrado. Al llegar a su casa la familia se percató del hecho.

La Secretaría de Salud informó que investigará por qué en el hospital no se aplicaron los protocolos para estos casos.

También advirtió que se sancionará a quien haya incurrido en anomalías en el proceso del cuerpo. Se informó que anteayer las autoridades hospitalarias entregaron el recién nacido a sus familiares.