Algunas empresas ya habían empezado a implementar el llamado “Home Office” como una medida alternativa para sus colaboradores, pero fue hasta ahora que el Senado de la República dio el primer paso para que se pueda llevar a cabo esta modalidad de forma oficial.

Por unanimidad, con 115 votos a favor, este miércoles la Cámara de Senadores reconoció que esta manera de trabajo favorece la integración, diseño e iniciativas de modernización institucional, además de prosperar la calidad de vida de sus trabajadores y la disminución del negativo impacto ambiental.

Esta medida, resulta en una posibilidad de trabajo y auto empleo en ciertas actividades que requieran el uso de las nuevas tecnologías digitales, además de promover la inclusión social, al emplear individuos con discapacidad, amas de casa y personas que habitan en lugares de difícil acceso.

El proyecto de decreto que fue presentado desde el 22 de octubre de 2018, por Alejandra Reynoso Sánchez,del Partido Acción Nacional (PAN), destacó que con estas reformas se busca mejorar la productividad, el rendimiento y la calidad de vida de las y los laboradores.

 

“Actualmente es más común que las organizaciones ocupen de servicios a distancia por distintas razones, entre ellas, por la propia naturaleza del trabajo, por la falta de espacios físicos como medida para contribuir a un mejor desarrollo personal de las y los trabajadores y, entre otros casos, hasta bondades de movilidad y cuidado al medio ambiente", precisó en un comunicado este miércoles, Reynoso Sánchez, senadora.

Ante la propuesta, deja claro que es una medida que nos debe ocupar, pues la realidad internacional nos impone a formar parte de esta modalidad.