compartir en:

A un costado del acueducto, en Gualupita, en el año 1897 se construyó un parque al que se le llamó ‘Carmen Romero Rubio’, que tras la Revolución Mexicana, cambio su nombre a ‘Emiliano Zapata’ y posteriormente al de ‘Melchor Ocampo’, como actualmente se conoce.