Separar gastos, limitar salidas y ahorrar son algunas de las estrategias a aplicar para que la quincena rinda y se puedan solventar pagos y artículos de primera necesidad.
Especialistas en finanzas personales aseguran que si hay familiaridad con frases como: “Ya no me alcanza la quincena”, “esta quincena estuvo larguísima”, “Ya que paguen”, o “me prestas dinero y en la próxima quincena te pago”, se deben tomar acciones para cambiar dicha
situación.
Puede que el pago sea poco o mucho, siempre habrá alguna manera de hacerlo rendir, eliminando gastos superfluos y manteniendo disciplina

Toma control de tus ingresos
Nunca es tarde para echar números y descubrir en qué estamos gastando de más.

Evitar gastos hormiga
Lo primero que se tiene que evitar son los gastos hormiga, pues aunque parecen ser poco significativos son precisamente dichos gastos los que afectan el bolsillo, ya que pueden llegar a sumar hasta 800 pesos mensuales, por lo que es importante evitarlos.
Algunos de los gastos hormiga  más comunes son las propinas que se dejan en los restaurantes, el café de la mañana comprado, agua embotellada, estacionamiento, mandar a lavar la ropa, entre otros.

Cero salidas
Otra estrategia relevante es limitar o erradicar por completo y por periodos concretos las salidas, pero si la necesidad es constante lo que se puede hacer es fijar un presupuesto, basado en los gastos constantes y recurrentes, para financiarlas, lo que permitirá contar con finanzas sanas.

Separar gastos
También es relevante separar gastos, ya que cada mes o bimestre existen montos a cubrir obligatoriamente, y si cada quincena se destina y guarda cierta cantidad de dinero para cubrirlos se podrá afrontar dicha situación.

Ahorrar
Además, es importante el ahorro, pues es básico para cumplir con los objetivos no sólo económicos, sino personales. Contar con un dinero extra, fuera de este ahorro, puede ser benéfico para nuestro bolsillo, ya que así en caso de necesitar un poco más se puede sacar de esa ‘caja chica’ sin tocar los ahorros.