compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- En lo que va de la administración estatal, la Secretaría de la Contraloría del Gobierno del estado ha inhabilitado a más de 120 malos servidores públicos.
En un informe que el titular de la dependencia, José Enrique Félix Iñesta y Monmany, presentó ayer sobre las principales acciones del área a su cargo, detalló que el número de personal inhabilitado subió de 27 en 2014, a 62 en 2015.
En lo que va del año, el número de funcionarios asciende a 30, a los que se suman los 7 inhabilitados durante el primer año del actual gobierno, por lo que el total acumulado es 126, indicó Iñesta y Monmany.
“No somos cómplices ni toleramos actos de corrupción, por esa razón durante los primeros tres años de esta administración hemos impuesto más de 500 sanciones administrativas a servidores públicos”, dijo el funcionario del Gobierno del estado, entre las que se encuentran las más altas, que corresponden a la inhabilitación.
En el desglose de las sanciones, Iñesta y Monmany resaltó que de 2013 a 2016, el número de destituciones contra malos servidores asciende a 179, contra 7 que se registraron durante 2012.
Se han determinado 86 suspensiones, por diferentes periodos y se han aplicado 93 multas económicas y 29 amonestaciones administrativas.
El informe que el funcionario presentó sobre sanciones impuestos durante el periodo de noviembre de 2012 a junio de 2016 es sólo estadístico, lo que significa que no da detalles de nombres y cargos de los involucrados, ni los motivos que originaron las medidas disciplinarias y de combate a la corrupción.

Informe. Dan a conocer las estadísticas de las acciones implementadas por la Contraloría, no así nombres de los funcionarios inhabilitados.

Cero tolerancia a la corrupción
El titular de la Contraloría señaló que el Gobierno del estado no está dispuesto a tolerar malas conductas de sus funcionarios.

500
sanciones administrativas se han impuesto en cuatro años.

 

Por: Antonieta Sánchez /  [email protected]