Monterrey.- Las instalaciones de entrenamiento de Tigres, llamada Cueva Zuazua, amanecieron cerradas por la suspensión de los partidos en la Liga MX por el contagio de coronavirus.
Pero hubo un despistado, el atacante por derecha Jürgen Damm, quien se presentó a temprana hora para entrenar y se topó con la puerta cerrada.

A la entrada se encontró a un amigo, a quien invitó a la práctica y fue al estar en el lugar que vio el comunicado del club de que ayer no hubo entrenamiento.
Jürgen Damm entrena con el primer equipo, pero juega con el conjunto Sub 20 de la institución.
El 29 de febrero anunció su salida de Tigres al concluir el torneo Clausura 2020 de la Liga MX y a partir de esa fecha fue relegado al conjunto Sub 20.

Jürgen Damm. El jugador asistió a entrenar pero no hubo práctica.
Foto: Staff Diario de Morelos

NTX