Inició ayer por cuarto año consecutivo la campaña de acopio de árboles de Navidad, un esfuerzo coordinado entre la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (Semarnat), así como los ayuntamientos de Temixco, Cuautla, Jiutepec y la UAEM.

El programa se detona mediante el depósito de los arbolitos en los centros habilitados, como el Centro de Compostaje de la UAEM, el Centro de Contingencias Ambientales de Acapantzingo, la Dirección de Medio Ambiente de Temixco, Chedraui Temixco, el Vivero Municipal de Cuautla, la Mega de Jiutepec y Plaza Cedros, dijo ayer el delegado de Semarnat en Morelos, Julio Castillón Guillermo.

Al proceder de esta manera se evita el abandono como basura del arbolado en la vía pública, parques y avenidas o barrancas, donde no se les puede dar un tratamiento adecuado.

A partir del 6 de enero, la ciudadanía podrá depositarlos en esos lugares, en una primera etapa.

El objetivo principal es que en la entrega de estos árboles se va a regalar un kilo de composta, que es el mismo árbol triturado, materia orgánica y sirve como abono para la tierra. 

De esta manera, el arbolito no contamina, se evitan incendios y contaminación visual y ambiental, porque estos árboles muertos liberan un gas metano dos veces más nocivo que el CO2.

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...