La Secretaría de Obras Públicas del Gobierno del Estado aseguró ayer que la falta de mantenimiento, a más de 2 años de haberse entregado el Paso Express, fue la causa de la grieta que surgió en el muro de contención a la altura de la colonia Antonio Barona.
De acuerdo con la dependencia, el agrietamiento se produjo en el muro ubicado en el kilómetro 84+300, Cuerpo A, con dirección a Acapulco (norte-sur), a la altura del acceso a la Colonia Antonio Barona.
Según la opinión del área técnica, el “desprendimiento” pudo haber sido ocasionado por la entrada de agua al cuerpo del terraplén, a través de la grieta que corre longitudinalmente sobre la losa de protección, que va del hombro de la carretera a la corona del muro de contención (“junta fría”); dicha grieta, que debió haber iniciado como una fisura por contracción, por la temperatura del concreto, no se atendió con trabajo de conservación o mantenimiento, a más de 2 años en operación.
Asimismo, al no haber sido rellenada, el agua ha estado ingresando al terraplén a lo largo de todo este tiempo, provocando un empuje hidrostático al muro, lo cual  provocó el desplazamiento.
Aseguró que toda obra necesita de mantenimiento para preservar las condiciones de operación y no  se observa que dichas acciones de se estén dando con la frecuencia, ni los procedimientos adecuados.
La dependencia consideró urgente que Caminos y Puentes Federales de Ingresos y Servicios Conexos (Capufe), a cuyo cargo se encuentra la administración y operación del tramo, implemente  las acciones de mantenimiento adecuadas y suficientes para asegurar el buen funcionamiento del drenaje subterráneo, y evitar accidentes de consecuencias mayores.

ddm staff
[email protected]
Cuernavaca, MORELOS


Últimas Noticias