Cuernavaca, Morelos.- El estado de Morelos enfrenta un grave problema en materia de disposición final de residuos sólidos urbanos, esto debido a que no se tiene en específico una estrategia de procesado final de la basura, situación que se agudizó con la inoperatividad de las plantas de valorización de residuos sólidos.
La entidad morelense genera un aproximado de 2 mil 65 toneladas de basura al día, según un estimado realizado por la Secretaría de Desarrollo Sustentable (SDS), lo que representa 1.1 kilogramos de residuos generados por persona.

Esta cantidad de residuos actualmente se disponen en tiraderos a cielo abierto, que no cuentan con una preparación de los suelos para evitar un impacto ambiental. De acuerdo con la norma NOM-083-SEMARNAT-2003, estos deben cumplir con un sitio adecuado, un diseño apropiado para su construcción, operación, monitoreo, clausura y realizar obras complementarias para habilitar la disposición final de residuos sólidos urbanos con un manejo especial.
Del total de los residuos generados, se estima que el 92 por ciento son recursos con alto potencial para el reciclaje, producción de energía y mejoradores de suelo (abono), sin embargo, en el territorio morelense permanecen expuestos al aire libre y en suelo al natural, lo que provoca lixiviados que contaminan el subsuelo y los mantos freáticos.

En el sexenio pasado, se tenían contabilizados 34 tiraderos a cielo abierto, y actualmente, los tiraderos han incrementado de hasta 2 o 3 por municipio, es decir, han crecido casi al doble en basureros clandestinos que son utilizados por la ciudadanía y pepenadores como sitios de disposición final.

Por: Guillermo Tapia
guillermo.tapia@diariodemorelos.com