Un presunto abuso por parte de elementos de la Policía Ministerial en contra de una madre y su hijo menor de edad, fue captado por una ciudadana en video la noche del pasado 25 de enero, en una gasolinera ubicada en la calle Mártires de Cananea de la colonia Indeco, en Tabasco. 

En el material, se observa a dos sujetos (uno de los cuales más tarde fue identificado como Pedro López López) forcejeando con la conductora de la camioneta, la señora Roxana Beldina, quien con se resiste a ser sometida, mientras los elementos ministeriales vestidos de civil intentan bajarla del vehículo en forma violenta para supuestamente apoderarse del menor.

En todo momento, se escuchan los gritos del niño, quien aterrorizado, se aferra a su mamá. 

En entrevista  la señora Roxana afirmó que el asunto se debe a un pleito con su ex pareja, Carlos Villegas Pérez, el cual, de acuerdo con el testimonio de ella, "ha utilizado a la juez Cristina Amézquita Pérez para apoderarse de la custodia del niño, en tanto que los ministeriales, sin identificarse como tales, sin mostrar en ningún momento la orden de la juez, intentaron sustraer al menor utilizando la fuerza bruta", denunció.

En el corto, se observa que los presuntos agentes ministeriales son increpados por los ciudadanos que presencian la agresión,a lo cual, responden violentamente y con amenazas.

"Una mujer comenzó a grabarlos a través de su teléfono celular y la amenazaron. Mi hijo estaba muy asustado, no paraba de llorar, mientras los ciudadanos les pedían que se calmaran y respetaran la presencia del niño, a lo que no hacían caso. Los sujetos argumentaron primero que el vehículo era robado, lo cual no era cierto. En todo momento trataron de sacar a la fuerza al niño, pero él se escondió en la parte de atrás de la camioneta".

La señora añadió que "Me colocaron una esposa en la muñeca izquierda, y les mostré los papeles del auto para demostrar que no era cierto aquello de lo que me acusaban. Entonces supe que no se trataba de un arresto por robo de vehículo, sino de algo más. El sujeto que acompañaba al tal Pedro López fue a su auto y trajo una hoja, una supuesta orden de arresto. Me percaté que era una cédula de notificación del juzgado 2 familiar".

Más tarde arribaron unos policías estatales de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP), quienes al percatarse de lo que pasaba, llegaron cortando cartucho y apuntando a los dos sujetos para que soltaran a la señora, sin embargo, con ellos sí se identificaron como ministeriales, por lo que los patrulleros se retiraron.No obstante, además de las irregularidades en el proceso por parte de los elementos, la afectada señala que los agravios no terminaron ahí, sino que continuó siendo objeto de vejaciones y violencia en las instalaciones de la Fiscalía General del Estado (FGE) por parte de los agentes y del Director de la Policía de Investigación, Luis Fernando García Zamora, debido a que la obligaron a entregar al niño a causa de una orden de un juez que ella considera improcedente, a las irregularidades y violencia en el proceso, y a que el menor no quiere irse con su padre.

Ante esta situación, al señora Roxana responsabilizó a los agentes ministeriales y a su director, a la juez y al padre de su hijo de lo que pudiera ocurrirle a ella y al menor, con quien no tiene comunicación desde que las autoridades se lo quitaran.