El director de Control Canino y Fauna Nociva de Cuernavaca, Jorge Bahena Sánchez, en el marco del Día Internacional del Gato, que se celebra el 20 de febrero, reconoció que se tiene una percepción de que existe más interés por los perros que por los felinos como mascotas.

“Parece que hay más interés de adquirir una mascota como perro, pero es igual”, expresó el médico veterinario zootecnista.

Dijo que en las veterinarias se tiene un registro de las mascotas que acuden a la clínica, y existe más casos de atención de perros, incluso vacunas para los canes que los felinos.

“Los gatos para vacunar son más difíciles de capturar, cuando uno acude a los domicilios es muy complicado, porque por naturaleza los gatos son muy independientes”, agregó.

Sin embargo, dijo que a pesar de la percepción de que existen más perros, o que los prefieren más como mascotas, consideró que hay más gatos, pero a diferencia de los canes, los felinos no están deambulando en las calles.

“Es muy difícil ver a la gente paseando a sus gatos, en sus automóviles o que los lleven de paseo, los gatos y los perros son muy diferentes por naturaleza, sus estados de ánimo, su carácter, entre otras cosas”, dijo Bahena Sánchez.

El perro es de carácter más extrovertido, requiere de más actividad física, cuidados, enseñanza y los dueños tienen que ser más responsables con esta mascota, a diferencia de los gatos.

Los felinos son más independientes, y existe la versión que los gatos adoptan al dueño, porque llegan solos a los hogares en la mayoría de las veces, son más apacibles, no requieren de paseos, se salen de las casas y ellos mismos se asean y buscan a sus presas.

Beneficios de tener un gato

-Ayudan a reducir los niveles de cortisol, la hormona del estrés.

-Tienen efectos positivos sobre las personas con autismo. La terapia con animales resulta una herramienta muy útil para el aprendizaje, ya que muchas personas autistas sienten más conexión con los animales que con las personas. 

-Mejoran la salud mental. Acariciar un gato no sólo mejora el estado de ánimo, sino que ayuda a luchar con los trastornos de la depresión. 

-Disminuyen el riesgo de padecer enfermedades cardiovasculares, a desarrollar asmas y alergias y refuerzan el sistema inmunitario.

-Mantienen sano el corazón. Según un estudio realizado en 2008 por investigadores del Instituto Stroke de la Universidad de Minnesota, los dueños de gatos tienen menos probabilidades de morir de un ataque al corazón. Tras monitorizar a casi 4500 personas (tres de cada cinco participantes tenían gato) durante un período de 10 años, los investigadores pudieron determinar que los dueños de gatos experimentaban una reducción del riesgo de muerte por ataque al corazón del 30% en comparación con los participantes que no tenían gatos.

 

Carlos Soberanes
carlos.soberanes@diariodemorelos.com

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado