En Morelos solo el 80 por ciento de los planteles educativos de nivel básico cuentan con servicio de agua potable, el resto son dotados por pipas y tandeos que realizan las autoridades encargadas de este rubro en cada uno de los municipios.

Las escuelas en donde no llega directa el agua están dispersas, tanto en los municipios cercanos a la capital del estado, pero también en lugares rurales de la zona oriente y sur de la entidad.

Una de las cosas que debe garantizarse para el regreso a las aulas, cuando el semáforo de contingencia lo permita, es el servicio de agua potable, a fin de que la niñez tenga recursos para poder lavarse las manos constantemente y con ello no contraer el virus de COVID-19.

El titular del Instituto de Educación Básica del Estado de Morelos (IEBEM), Eliacín Salgado de la Paz, informó que tras dicho panorama han propuesto garantizar el servicio en todas las escuelas, por ello, iniciarán acercamiento con los Presidentes municipales para enfatizar esta necesidad y dar garantías al tiempo de que se reactiven las labores en las aulas.

“Quiero comentarles que el agua es primordial y en el sistema educativo tenemos un 80 por ciento de escuelas con el servicio, el otro 20 por ciento se les dota  a través de pipas o tandeos y son planteles ubicados en comunidades lejanas; estaremos trabajando con los Presidentes municipales haciendo la petición de que se dote de agua potable”, destacó.

Estas acciones serán clave para el regreso a las aulas, debido a que debe garantizarse la limpieza en todos los espacios educativos.

Finalmente, Salgado de la Paz puntualizó que dotarán de insumos como jabón y gel antibacterial a las escuelas, se cancelarán los bebederos y toda la comunidad tendrá que utilizar cubrebocas. 

 

José Azcárate

jose.azcarate@diariodemorelos.com