Cuernavaca, MORELOS.- La calle Coronel Ahumada, una de las arterias que fue pavimentada por la administración municipal actual, se ha deteriorado.
Lo anterior, se evidencia con fotografías tomadas ayer por Diario de Morelos, donde los baches florecen y se van haciendo más grandes conforme transcurre la temporada de lluvias.
Los vicios ocultos en las obras de de las avenidas, realizadas en los primeros meses de la administración de Cuauhtémoc Blanco, bajo supuestos contratos de donación, han salido a la luz, a poco más de seis meses que fueron entregados, y que tenían una garantía de tres años.
Entre las vialidades que fueron reencarpetadas se encuentran las avenidas Palmira y Universidad, las que por denuncias de los vecinos, a poco menos de un mes de haber sido terminadas, ya manifestaban baches en distintos puntos, producto de una mala obra de ingeniería y deficientes materiales.
Las lluvias han puesto a prueba la calidad del material que se utilizó en las obras de rencarpetamiento y también son una prueba fehaciente de que no soportarán otros meses sin deterioro, pues apenas en días pasados cayó sobre Cuernavaca una precipitación abundante, por lo cual los baches salieron a flote en varias de las avenidas repavimentadas por el actual alcalde.
Otras avenidas que fueron repavimentadas son Domingo Diez, Teopanzolco y Emiliano Zapata, en un paquete de más de 230 mil metros cuadrados de rehabilitación, producto de donaciones recibidas que han levantado sospechas.

Deterioro. El bache tiene hasta una pequeña laguna adentro, y cada vez se hace más grande a consecuencia de las lluvias.

No llevan ni un año
A pocos meses de ser entregadas, las avenidas ya se encuentran deterioradas.

10 de agosto de 2016
A cuatro meses de ser entregadas, las avenidas repavimentadas ya presentaban baches, por la mala calidad de los materiales.

7 de septiembre de 2016
Los hoyos se han multiplicado con la llegada de las lluvias, y la temporada aún no acaba, por lo que se prevén más afectaciones.

 

Por: Ddm Redacción / [email protected]