La frontera entre Estados Unidos y México se cerrará a viajes “no esenciales” para frenar la propagación de la pandemia por COVID-19, anunció este viernes el presidente estadounidense, Donald Trump.

Los viajes que quedarán excluidos de esta medida son los que tienen fines médicos o asistencia educativa, además de que no se afectará el comercio legal y “esencial”, precisó el secretario de Seguridad Nacional, Chad Wolf, en conferencia de prensa.

“Las actividades comerciales esenciales no se verán afectadas. Continuaremos manteniendo una cadena de suministro económica fuerte y segura a través de nuestras fronteras ”, agregó Wolf.

Trump también reveló que México está considerando suspender los viajes aéreos desde Europa en coordinación con su gobierno.

El Departamento de Estado emitió la víspera una nueva alerta de viaje instando a los estadounidenses a no ir al extranjero bajo ninguna circunstancia y a regresar a sus hogares.

La restricción confirmada hoy con México es similar a la coordinada con Canadá, en donde sí se permite el intercambio comercial.

Trump incluso hizo referencia a ello al mencionar que “como hicimos con Canadá, también estamos trabajando con México para implementar nuevas reglas en nuestros puertos de entrada”.

Además, el mandatario dijo que había puesto en funcionamiento la denominada Ley de Defensa de la Producción después de anunciar esta semana que invocaría la medida.

La legislación permite al Gobierno acelerar la producción de mascarillas, respiradores mecánicos y otros equipamientos necesarios para combatir el brote de coronavirus.

Trump dijo que la medida fue habilitada el jueves por la noche.

Además, el Ejecutivo dijo que cree que no se necesitará una cuarentena en todo Estados Unidos, por el coronavirus. 

Actualmente, en EU se reportan 14 mil 250 casos confirmados de Covid-19205 fallecimientos y 121 recuperados.

En un comunicado, el gobierno de México expuso la “iniciativa conjunta de México y Estados Unidos para combatir la pandemia de COVID-19“, que se reproduce íntegra a continuación:

La sólida relación y estrecha cooperación entre México y Estados Unidos nos ha permitido mantener una zona fronteriza productiva. Valoramos la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos y las mantenemos a la vanguardia de las decisiones conjuntas tomadas por nuestros respectivos gobiernos con respecto a las operaciones transfronterizas.

Reconociendo el sólido vínculo comercial entre México y Estados Unidos, acordamos que nuestros dos países —en respuesta a la situación de salud global y regional en curso— requieren medidas particulares, tanto para proteger el comercio bilateral como las economías de nuestras naciones, así como garantizar la salud de nuestros ciudadanos. Estamos de acuerdo con la necesidad de un esfuerzo conjunto enfocado en prevenir la propagación del virus COVID-19 y abordar los efectos económicos resultantes de la reducida movilidad a lo largo de nuestra frontera compartida.

Los Gobiernos de México y de Estados Unidos reconocen también que los servicios críticos como alimentos, combustible, atención médica y medicamentos que salvan vidas deben llegar a las personas en ambos lados de la frontera todos los días. Por lo tanto, los viajes considerados esenciales deberán continuar sin obstáculos durante este tiempo. Para garantizar que los viajes esenciales puedan continuar, México y Estados Unidos restringirán temporalmente todos los viajes no esenciales a través de sus fronteras.

Los viajes “no esenciales” incluyen aquellos que se consideran de naturaleza turística o recreativa. Adicionalmente, se exhorta a las personas que como precaución eviten el contacto innecesario con otros.

Esta iniciativa colaborativa y recíproca es una extensión del enfoque prudente de nuestras naciones que valora la salud y la seguridad de nuestros ciudadanos en las decisiones conjuntas tomadas por nuestros respectivos gobiernos con respecto a las operaciones transfronterizas.

Esta iniciativa conjunta comenzará a las 00:01 horas del sábado 21 de marzo en toda la frontera terrestre entre Estados Unidos y México por un período de 30 días, sujeto a extensión previa revisión.

(Con información de Ntx y Rts)