A la mayoría de personas le han hecho una o más pruebas médicas por imágenes a lo largo de su vida. Estos procedimientos permiten a los especialistas ver adentro del cuerpo para diagnosticar, tratar y monitorear afectaciones. Con frecuencia se utilizan estas técnicas para determinar cuáles son las mejores opciones de tratamiento. Las radiografías son una de las herramientas que emplean rayos X más utilizadas para detectar fracturas y otras condiciones relacionadas con los huesos.

 ¿Qué son los rayos X?

 
Los rayos X son una forma de radiación electromagnética que puede atravesar la mayoría de objetos, incluido el cuerpo. Se utilizan para generar imágenes, llamadas radiografías, de tejidos y estructuras dentro del organismo.

El objetivo de las técnicas radiológicas es prolongar la vida de los pacientes, disminuir la morbilidad y apoyar el tratamiento.

Asimismo, se utilizan para detectar fracturas y ciertos tipos de lesiones óseas.

 
¿Existen riesgos?

De hecho, hay muy poca exposición a la radiación cuando a un paciente se le realiza una radiografía. Sin embargo, el peligro de un posible daño aumenta si es mayor el número de exposiciones a lo largo de su vida.

 
¿Quién interpreta los resultados de una radiografía?

Un radiólogo es un médico capacitado para supervisar e interpretar los exámenes de radiología; él analizará las imágenes de rayos X y enviará un informe a su médico remitente, para compartir los resultados con el paciente.

Los rayos x y las fracturas

 
De acuerdo con los especialistas, un alto porcentaje de los estudios en un servicio de radiología se debe a sospechas de fracturas óseas.

Una fractura es un fallo del hueso como material y estructura. Una radiografía toma imágenes de cualquier estructura ósea en el cuerpo, incluyendo la mano, muñeca, brazo, codo, hombro, columna, pelvis, cadera, muslo, rodilla, pierna (espinilla), tobillo o pie.

 Asimismo, se utilizan para:

 -Diagnosticar huesos fracturados o dislocación de una articulación.

-Demostrar la alineación y estabilización correcta de fragmentos óseos posterior al tratamiento de una fractura.

 -Guiar la cirugía ortopédica.

-Buscar signos de artritis, crecimientos óseos anormales.

 -Asistir en la detección y el diagnóstico de cáncer óseo.

 -Localizar objetos extraños en los tejidos blandos que rodean los huesos.

-Detección de osteomielitis (inflamación del hueso).

-Diagnosticar daños debido a un traumatismo.

 

Momentos de mayor exposición a una fractura

Cualquier persona puede estar expuesta a sufrir una fractura. Sin embargo, existen segmentos de la población que podrían tener un mayor riesgo, por la edad o actividad que practiquen.

 

 

 

Adultos

El segmento que se ve más expuesto son los adultos mayores. Especialistas coinciden que con el paso de los años, las personas van perdiendo coordinación y equilibrio, lo que las hace más propensas a una caída, por ejemplo, al subir o bajar escaleras, trasladarse al baño, o en la cocina.

Esto es porque en el envejecimiento ocurren cambios en esas funciones corporales, así se reduce la masa muscular y los rangos de movimiento

Las fracturas se convierten de esta manera una consecuencia de las caídas, pero existen otros factores a considerar, como la osteoporosis, una condición que vuelve más débiles a los huesos, y que coloca a las personas en mayor riesgo de una lesión considerable.

En México, según el sector salud, se registran 16 mil 800 de estas lesiones al año. Las mujeres representaron un 69% del total de pacientes.

Deportistas

Dentro de la práctica deportiva, podemos ubicar fracturas que se presentan por estrés, asimismo, por cada tipo de lesión dependiendo de la disciplina que se practique.  

Fracturas por estrés

Ocurren debido a la acumulación de fuerzas repetitivas en un hueso, lo que puede causar pequeñas fisuras. Existen algunos deportes que se asocian con un mayor riesgo. Algunos son:

Atletismo: Los corredores de larga distancia, pueden estar en riesgo de fracturas en los huesos de las piernas, como la tibia y el peroné.

Saltos y gimnasia: Los deportes que implican saltos repetitivos, como el de altura, con pértiga y la gimnasia artística, pueden generar mucho estrés en los huesos de las piernas y los pies.

Baloncesto y voleibol: Involucran movimientos explosivos, saltos y aterrizajes repetitivos, lo que aumenta el riesgo de fracturas en los pies, tobillos y piernas.

Tenis y deportes de raqueta: Los movimientos rápidos y repetitivos asociados con el tenis, el bádminton y otros deportes de raqueta pueden causar lesiones en los huesos de las extremidades superiores, como el codo y la muñeca.

 
Tipos de fracturas y deportes más recurrentes

Fractura de clavícula: Es característica de aquellos deportes que provocan impactos violentos sobre el hombro, como caídas desde la bicicleta, motocicleta, patín, skate o deportes de contacto como rugby, hockey de hielo, futbol americano.

Del brazo: Los deportes de contacto como artes marciales, así como, los que puedan producir caídas violentas (automovilismo, motociclismo, ciclismo, parapente) predisponen a sufrir este tipo de fracturas.

Del antebrazo: Los deportes de contacto son las causas más frecuentes de lesión a este nivel (Judo, Tae Kwon Do, boxeo, karate)

De muñeca:  Una lesión característica en deportes como motociclismo, ciclismo y patinaje, donde se pueden sufrir traumatismos a gran velocidad.

De la cadera: Las fracturas de este tipo obedecen a traumatismos de alta energía con actividades físicas que incluyan precipitaciones desde grandes alturas (parapente, paracaidismo, clavados)

De la rodilla: Son producidas por traumatismos de alta energía, en deportes como futbol, rugby, artes marciales, motociclismo, esquí, entre otras.

De la pierna: Pueden producirse por un impacto directo (caídas desde gran altura, deportes de contacto o de motor) o por un mecanismo indirecto (torsión de la pierna en deportes de salto o sobrecarga repetida en bailarines)

Del tobillo: Son características de deportes de salto y giro como futbol, basquetbol, voleibol, artes marciales, gimnasia, entre otros.

 

 

¿Qué estudios específicos de RX se requieren para diagnosticar fracturas en deportistas?

Para la detección y seguimiento de las lesiones deportivas de hueso, las radiografías convencionales siguen siendo útiles en el caso de fracturas evidentes, pero son insuficientes a la hora de diagnosticar roturas pequeñas no tan evidentes o multifracturas en un solo hueso. Para estos casos, la tomografía computarizada se presenta como la prueba más especializada.

Ésta combina la tecnología tradicional de rayos X con el procesamiento digital para generar imágenes transversales del cuerpo, que son más detalladas y brindan al especialista la posibilidad de ver las estructuras óseas desde muchos ángulos diferentes.

 
¿A qué edad se presentan mayormente las fracturas en deportistas?

Según la Organización Mundial de la Salud, el rango de edad donde se presenta el mayor número de fracturas en el deporte corresponde al de los 29 y 33 años, y el sexo predominante fue el masculino (76,7%)

 

Niños

En la niñez, las fracturas son muy comunes. Son la cuarta lesión más común entre niños menores de 6 años. Las caídas causan la mayoría de las fracturas en este grupo de edad.

La mayoría de estas lesiones en niños son de las llamadas “de rama/tallo verde”, en la cual el hueso se dobla como la madera verde y se rompe sólo de un lado, o fracturas “por torsión”, en las que el hueso se tuerce, gira y debilita, pero no se quiebra por completo.

Habitualmente, las fracturas en niños ocurren como consecuencia de accidentes domésticos (caídas, accidentes en bicicleta, golpes contra superficies duras), y también al hecho de que son inquietos, les gusta jugar y explorar lugares que pueden ser riesgosos.

Se conoce además que, entre los 0 y los 16 años sufre al menos una fractura, el 42% de los niños y el 27% de las niñas. La mayor incidencia en niños es alrededor de los 15 años y, en niñas, alrededor de los 12 años.

Bebés

Aunque las fracturas en bebés son menos frecuentes, los pequeñitos no están exentos. La mayor parte de estas lesiones puede deberse a un descuido por parte de los padres, donde los bebés sufren caídas o derivadas de un accidente automovilístico.

Incluso, un bebé podría sufrir alguna fractura en el parto, por presentarse alguna dificultad al nacer que haya implicado la utilización de fórceps, o que el niño venga en una posición anómala; también se han presentado a causa de una maniobra inadecuada por parte de la persona que está asistiendo al alumbramiento.

Por ser las fracturas en bebés lesiones poco frecuentes, cifras del sector salud indican que sólo 1 mil 500 pequeños de 0 a 18 meses presentaron algún tipo de fractura en México en 2022.

Ultrasonido, técnica de apoyo para detección de fracturas

 

Para el diagnóstico de una fractura, especialmente la de clavícula en los recién nacidos, es el ultrasonido una herramienta indispensable que ayuda a los especialistas a encontrar tratamientos útiles.

Es una técnica sencilla, inocua e indolora. No implica una radiación ni exposición, por lo que es una práctica segura para los bebés.

Igualmente, tiene una mayor efectividad para detectar fracturas de brazo en bebés.

Las imágenes por ultrasonido utilizan ondas sonoras para producir imágenes del interior del cuerpo. Y no tienen efectos nocivos.

A las imágenes que se producen se les conoce también como ecografía. El ultrasonido utiliza una sonda denominada transductor y un gel que se coloca sobre la piel. Ondas sonoras de alta frecuencia viajan desde la sonda a través del gel y hacia adentro del cuerpo, recogiendo los sonidos que rebotan. Una computadora utiliza esas ondas sonoras para crear una imagen.

 

En conclusión...

Para diagnosticar una fractura, es importante visitar establecimientos que cuenten con la mejor atención, tecnología e innovación, que ayudarán a los especialistas a identificar el problema, para una mejor interpretación y diagnóstico.

Para cualquier estudio relacionado con rayos X, acude a CDI, Centro de Diagnóstico por Imágenes, "Tu laboratorio de mayor confianza"

 

 

junio 2024  - CDI Morelos

Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado

Sigue el canal de Diario De Morelos en WhatsApp