Esta mañana el comisionado estatal de Seguridad, José Antonio Ortiz Guarneros, y el fiscal general del estado, Uriel Cármona Gándara, dieron una rueda de prensa para explicar los avances en la investigación sobre el crimen de Samir Flores Soberanes, ocurrido la semana pasada.
De la conferencia se destacan dos hechos importantes. En primer lugar, tanto la versión del comisionado y de la Fiscalía coinciden en la presencia de una cartulina azul con un mensaje, la cual el padre del ahora occiso no quiso entregar. 
En segundo, que existen seis líneas de investigación en torno al caso, y que no pueden descartar ninguna.

La cartulina nunca la tuvo la Fiscalía

En su turno, el comisionado José Antonio Ortiz Guarneros aseguró que, de acuerdo a testimonios de policías que acudieron al lugar donde fue ultimado el activista, en su domicilio, "cerca de donde había estado el lesionado había una cartulina con un mensaje, por lo que los policías cuestionaron al papá del finado y el señor les refirió que no había cartulina, posteriormente les dio sus datos, ingresó a su domicilio y al salir los llamó y los llevó a un lugar atrás de un árbol donde estaba la cartulina doblada y escondida, se las mostró".
El titular de la CES dijo que un elemento declaró que la cartulina era color azul, con letras negras, y que tenía el siguiente mensaje: "Por puto chismoso denunciaste a Albarrán Ocampo y sigues tú, michoacano, con tu pendeja banda, atte comando tlahuica".
Según el comisionado, el policía narró que la cartulina tenía sangre tanto al frente como por la parte de atrás, pero que el señor les dijo que no les daría la cartulina, sin decir por qué, por lo que el elemento tomó su foto con el celular y esperaron a los Servicios Periciales, mientras comenzaron a tomar indicios, 
como fue la presencia de casquillos y sangre.

Hay 6 líneas de investigación

Por su parte, el fiscal Uriel Carmona Gándara aseguró que la dependencia 
citará a declarar a servidores públicos del mal alto nivel y dijo que existen seis líneas de investigación en las que se está trabajando, entre ellas un conflicto laboral, uno comunitario, una represalia de la delincuencia organizada por parte del Comando Tlahuica y hasta una conspiración política, pero no hay hay elementos jurídicos para hacer comparecer al delegado federal Hugo Eric Flores Cervantes.
En la conferencia de prensa, aseguró que "Samir Flores Soberanes fue asesinado en su domicilio del poblado de Amilcingo, en Temoac".
"De acuerdo con las declaraciones realizadas por los padres, la esposa de él y una vecina de la familia, se tiene que a las 5:45 horas del miércoles 20 de febrero tocaron la puerta de su domicilio, donde se encontraba Samir, con su pareja y sus padres, y escucharon una voz que lo llamaban por su nombre, entonces la señora esposa de Samir, le contestó al individuo que le dijo que era su hijo y que le iba a solicitar un anuncio de la radio comunitaria donde laboraba el hoy finado"
"Al salir Sami del domicilio para atender a las personas que lo buscaban que es lo que tenemos en declaraciones, saludó al hombre que lo buscaba, con quien caminó hacia el exterior de su casa, y fue que se escucharon los disparos", dijo el fiscal en resumen.
Sobre las líneas de investigación, Carmona Gándara dijo que pudo tratarse de un tema relacionado con el crimen organizado, represalia del comando tlahuica, otra es que tenga relación con alguien del gobierno o cualquier nivel del gobierno, no lo podemos descartar, por la posición que tenía Samir con el proyecto, ahí necesitamos imperativamente que la familia de la víctima y la gente cercana al hecho nos haga los señalamientos, nos dé la información que tenga, para poder darle salida a la hipótesis, y en este sentido citaremos a servidores públicos y funcionarios del más alto nivel, pero necesitamos de que el flujo de información se haga con la gente cercana".