compartir en:

Cuernavaca, MORELOS.- Miles de familias salieron a festejar este 10 de mayo por las calles de la ciudad; restaurantes, plazas y el zócalo, fueron algunos de los lugares que más se visitaron. Además de los tradicionales festivales en kínder y primarias, en donde los niños le demostraron su amor a sus mamás, con bailables, canciones y detalles en manualidades elaborados por ellos.
Los panteones también se llenaron de flores, globos y decoraciones varias, mientras que mariachis y banda tocaban las canciones que más amaban y solían cantar aquellas que se adelantaron en el camino, como “Amor Eterno”, “Las Mañanitas”, “A esa Mujer” y “Mi Cariñito”, entre otras, en un emotivo escenario que se pudo vivir en estos lugares de eterno descanso.
También, las calles lucieron llenas de vendedores de rosas, tulipanes, girasoles, entre otras flores que terminaron en brazos de la más querida de la casa, así como globos con mensajes de amor y cariño.
El 10 de mayo siempre será un día de gran celebración y mercadotecnia, en donde los vendedores de todo este tipo de artículos elevan sus precios en un 70 u 80 por ciento.
Por ejemplo, una docena  de rosas llegó a costar hasta los 80 o 100 pesos, cuando normalmente cuestan 15 o 20 pesos, pero que al final, el amor tan grande que tenemos hacia nuestra progenitora nos llevará a realizar compras incluso a precios elevados.
“Este día aprovechan para festejarme y reunirme con todos mis hijos, la verdad la estoy pasando muy bien”, dijo doña Jovita Bahena Castro, quien acudió a un conocido restaurante del centro en compañía de sus hijos y nietos.
“Siempre vengo al panteón a traerle flores, a mi madrecita, cuánto daría por tenerla ahorita a mi lado, me hace mucha falta”, aseguró por su parte Julia Sotelo Hernández, quien vino desde Temixco hasta el Panteón de la Paz a visitar la tumba de quien le dio la vida.

“Daría todo por tenerla a mi lado, que me volviera a cantar como lo hacía cuando estaba chiquita, la echo mucho de menos, pero así es la vida, algún día estaré de nuevo con ella.”  Julia Sotelo,  ama de casa

Por:  Valeria Ortega /  [email protected]