La celebración por los cien años de doña Panu renió a por lo menos cien invitados, todos integrantes de su familia  

XOCHITEPEC, MORELOS.- Entre risas, alegría, música y comida doña Panu celebró cien años de vida con el amor de su familia.

Sus hijas y nietos le organizaron una comida con la intención de reunir a la mayor cantidad de familia posible.

De sus dos matrimonios la señora Panuncia Rodríguez Sotelo tuvo 12 hijos, 55 nietos, 97 bisnietos y 15 tataranietos; pero debido a que una parte de su familia vive en otros estados de la república, incluso fuera del país, no pudieron asistir.

Ayer, poco después de las tres de la tarde los invitados comenzaron a llegar a casa de doña Panu; ya estaban listas la música, la comida y la bebida; así como una silla especial que le mandaron a hacer para que celebrara como una reina.

Con un hermoso y elegante vestido gris, un discreto maquillaje, sus uñas pintadas en un tono rosa pastel, doña Panu lucía feliz.

“Estoy bien enamorada, estamos todos contentos; no me lo esperaba porque estamos recortados -de dinero-, demasiado y, luego uno viejo que puede hacer, pero aquí estamos. Vamos a comer todos”, dijo doña Panu.

Más de cien personas, todas miembros de su familia, estuvieron con ella. Poco antes de comer hicieron una oración para dar gracias por la vida de Panuncia Rodríguez Sotelo y por los alimentos que estaban a punto de compartir.

Entre abrazos, regalos, flores y muchas fotos con la festejada llegó el mariachi para cantar ‘Las Mañanitas’ y canciones que a ella le gustan. Visiblemente emocionada doña Panuncia aplaudía y celebraba al compás de la música; después llegó la comida y la fiesta continuó.

Aunque ella hubiera querido bailar, dijo que no lo haría pues el año pasado tuvo una caída y se fracturó una pierna, por lo que dejó de caminar porque le causa dolor; con apoyo de una silla de ruedas la ayudan para poder trasladarse de un lugar a otro.

Casi no sale de su casa, doña Panu disfruta estar en su vivienda: “Esto es mío, no le estorbo ni molesto a nadie, no pago renta y me gusta, porque con mucho trabajo levanté mi casita”.

Justo el patio de su casa fue arreglado para colocar las mesas, sillas y el luz y sonido para que todo el tiempo hubiera música, de preferencia las canciones de las Jilguerillas que tanto le gustan y disfruta escuchar.

El festejo por los cien años de vida de doña Panu se extendió por muchas horas y se esperaba que este domingo siguieran celebrando. 

"Estoy bien enamorada. Estamos todos contentos, no me lo esperaba porque estamos recortados... y luego, uno viejo qué puede hacer.”  Doña Panu

Por: Marcela García / marcela.garcia@diariodemorelos.com


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado