A mediados de mayo de 2019, se anunció un veto de parte de Google hacia Huawei, la empresa china de tecnología. Con esta separación, Huawei se vio obligada a utilizar códigos abiertos disponibles, quedando fuera de las actualizaciones de Android y sus gadgets. Los dispositivos que se encuentren en el mercado, no sufrirán de esta modificación; sin embargo, los nuevos ya contarán con los servicios.

Ahora, como reporta Reuters, Facebook ya no permitirá a Huawei preinstalar aplicaciones en sus dispositivos. La cosa es compleja, pero no tanto como parece. Los dueños de un dispositivo Huawei podrán descargar y usar Facebook, Whatsapp e Instagram con sus actualizaciones. Pero estos celulares ya no los incluirán como parte de sus servicios.

En otras palabras: Los que tengan un Huawei sin Facebook (y demás apps) preinstalado, podrán bajarlo de la Play Store; pero los nuevos Huawei, no olvidemos, ya no tendrán acceso a la Play Store y sus aplicaciones.

Quizá, como comentamos, no sea tan grave, pero sí representa un punto negativo para Huawei. Hace unos días, después de la rotura con Google, anunció la creación de su propio sistema operativo al estilo de Android o iOS, los cuales ocupan 100 por ciento del mercado en todo el mundo con una dominación de más de 80 por ciento por parte de Google.

Google le otorgó a Huawei una licencia temporal de actualizaciones que aplica a los dispositivos que ya están en el mercado, en fábrica o los que ya están en concepto, pero todavía no se producen. Sin embargo, Facebook fue más allá y prohibió la preinstalación en cualquier dispositivo que ni siquiera haya salido de fábrica. No se sabe cuándo empezara a aplicarse esta medida, de acuerdo con el mismo medio.

Facebook se une a la lista de compañías de tecnología (de occidente) que rompen relaciones con Huawei desde que Donald Trump decidió incorporar a la empresa china en la infame “Entity List” de Estados Unidos, la cual registra empresas que no pueden adquirir tecnología de compañías estadounidenses sin la aprobación del gobierno.

Como mencionamos, es más trascendental la medida de Google que la de Facebook, pues obligó a Huawei ha establecer su propio sistema con servicios, desarrollo de chips y más. Ahora, con la oposición de Facebook hacia Huawei, la empresa deberá desarrollar aplicaciones para los usuarios e, incluso, una app store, cosa complicada.

Huawei ha sido culpada por el gobierno estadounidense de mantener relaciones muy cercanas con el gobierno chino. En algún momento, Huawei fue acusada de espionaje, provocando el veto comercial de suministrar tecnología a la empresa china, uno de los gigantes de tecnología en todo el mundo que, desde hace algunos años con su desarrollo comercial, ha estado enfrentando problemas con el gobierno de Trump.