CUERNAVACA, MORELOS.- El sector restaurantero, uno de los más vulnerables a los asaltos colectivos con violencia, se siente desangelado por la poca presencia que se le ha visto a los elementos de la Guardia Nacional.

Extrañan restauranteros a la Guardia Nacional

El representante de la Cámara Nacional de la Industria Restaurantera y Alimentos Condimentados (Canirac), Harry Nielsen León, dijo que los efectivos de la nueva corporación tuvieron un arribo a la entidad muy vistoso y eso generó un clima de relativa tranquilidad.
En los días previos a la asignación de miembros de la Guardia Nacional a Morelos se generó una alta expectativa, en especial por el aumento de la incidencia delictiva en la vía pública, y la escalada que tuvo en sitios cerrados, señaló.
El inicio de recorridos tuvo un efecto positivo, agregó, pero actualmente, en la recta final del periodo de vacaciones, Harry Nielsen León, consideró que su presencia dejó de sentirse.
“Nos encantaría ver un poco más su presencia, la cual sólo se vio los primeros días”, planteó.
El dirigente también habló del programa del Soldado Amigo, el cual dijo, igual que la Guardia Nacional, “funcionó bien y tuvo un impacto positivo en sus inicios”.
Ahora, la gente está más sensibilizada con la presencia militar en las calles, y colabora más durante los operativos, pero los resultados en la disminución de la delincuencia podrán verse en unos meses, consideró.

"Hay que darle tiempo; unos seis meses y ya con base en eso ver los resultados.” Harry Nielsen, presidente de Canirac

Por: ANTONIETA SÁNCHEZ
antonieta.sanchez@diariodemorelos.com