compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Un proceso por la custodia de los hijos siempre es difícil, y más cuando ambos padres creen tener la razón sin pensar en que es lo mejor para sus pequeños, por lo que antes de llegar a un pleito legal, especialistas en Derecho recomiendan a los papás hacer a un lado los problemas personales y dialogar para lograr el bienestar de los menores.
Pero bueno, si ya estas decidido a pelear por la custodia de tu hijo, lo primero que debes hacer al meter la demanda es acreditar el parentesco con el acta de nacimiento del registro civil, el cual es la base de la acción, pues demuestra el derecho que tienes como padre de solicitar la custodia.
Al momento de ingresar la demanda de custodia definitiva, según abogados tienes que narrar la relación que dio base a la concepción de tu o tus hijos, dejando en claro que pretendes la custodia provisional y en su momento definitiva, además dentro de las pretensiones tienes que establecer la cantidad (dinero) que aportarás para los alimentos provisionales, y posteriormente definitivos que servirán para solventar los gastos de menores.
Con esto se emplaza (citar) a tu ex pareja, y se le dan 10 días para que conteste la demanda, y se empiece con el pleito.

Reclamo de paternidad
Cuando te piden que respondas por un hijo, del cual nunca supiste su existencia o lo registraste, la situación cambia, en ese caso la mujer que pudo haber tenido contigo una relación fugaz o un acostón, tiene primero que solicitar un juicio demandándote el reconocimiento de paternidad.
En dicho juicio, los jueces consideran testimonios y otros elementos, pero la prueba reina es la de ADN, con la cual se determina si el pequeño es o no tu hijo, y en base a ello se pueden establecer los derechos y obligaciones que conllevan (custodia, pago de alimentos).

Cuando son niños  vulnerables
En el caso de que se trate de niños vulnerables, es decir que estén en situación de calle, que los pongan a pedir dinero en los cruceros, a lavar parabrisas de autos en las calles, o los obliguen a tener algún tipo de relación sexual con personas, el DIF inicia primero un procedimiento administrativo en donde trabajadores sociales investigan con vecinos y familiares la situación
de los menores.

De acuerdo con especialistas en Derecho, si el DIF ve que los niños están en peligro (violación, maltrato, otros ilícitos) por el tipo de padres que tienen, trasladan a los pequeños a un albergue bajo resguardo de dicha dependencia, e inician un juicio contra los padres para la perdida de la patria potestad.
Lógicamente la patria potestad de esos pequeños la pueden pelear los abuelos, tíos o cualquier familiar, siempre y cuando acrediten tener una vida honesta y la capacidad de poder mantener a los menores.
Mientras dura el proceso, los niños están en un albergue del DIF donde pueden ser visitados por los padres o familiares, pero siempre bajo supervisión de un trabajador social, aunque también pueden quedar bajo resguardo de una familiar, siempre y cuando el juez lo considere prudente en lo que se determina a cargo de quien se queda (el estado o algún familiar).

Durante el juicio
Especialistas en Derecho señalan que es muy difícil que un juez le quite la custodia de un menor de 7 años a una madre o padre, salvo que se compruebe que el pequeño está en riesgo, es decir que la mamá o tutor se droga, que está mal de sus facultades mentales, que tenga una pareja que sea peligrosa (que haya estado en la cárcel y que sea por delitos de caracter sexual, etcétera).

Otra causal que es motivo para quitar la custodia total o provisional de un menor, es que en la convivencia la madre se niegue a permitir que el padre vea a sus hijos, según lo establecido por el juez.
“Tu vas y de manera reiterada, que el juez te ponga un período de 4 horas cada sábado cada 15 dias y la mamá no te los deja ver, entonces le solicitas que por medio de actuario se le vaya a requerir la entrega de los niños, si sigue negándose a prestarte los niños para una convivencia, entonces ya puedes solicitar el cambio de custodia como lo establece el código penal”, precisaron abogados.

Otra de la situaciones que consideran como una causal, es que la madre o padre quien tenga bajo resguardo a los niños le aplique la famosa alienación parental, es decir que los terapé, ejemplo: “tu padre no te quiere, es malo, no te va cuidar como yo”, no es otra cosa más que poner a los hijos en contra de su progenitor, lo cual se detecta a través del psicólogo.

En cualquiera que sea los casos, es muy difícil poner a los niños en una situación de escoger con quien se van a quedar (padre o madre), por ello, abogados exhortan a los padres a dialogar haciendo sus diferencias a un lado, para poder llegar a un acuerdo que sea benéfico para sus hijos, ejemplo: hoy no puedo darte el dinero, pero aguántame a fin de mes, hoy no puedo cuidar a los niños, llévatelos tu, y generar siempre una convivencia sana, siempre pensando en ellos.

Especialistas en Derecho recomiendan evitar peleas legales por la custodia de los ‘peques’ y dialogar entre padres para llegar a un acuerdo

6 meses a 3 años de prisión pueden darte por incumplimiento de obligaciones alimentarias.

26 mil 294 pesos equivalentes a 360 días de salario mínimo, es la multa máxima por no dar alimentos.

1 año y medio puede tardar un juicio para determinar a quien se le da la custodia de un niño.

Alienación parental
Es un conjunto de síntomas, que se producen en los hijos, cuando un progenitor, mediante distintas estrategias, transforma la consciencia de los niños con objeto de impedir, obstaculizar o destruir sus vínculos con el otro progenitor.

RESPONSABILIDAD
La obligación de dar alimentos es de los dos, por lo que si el niño se queda con el padre, quien tiene que dar pensión es la madre, ya que se entiende que el padre es quien lo mantiene.

EN DIVORCIO
Cuando se están divorciando, la pareja tiene que establecer a quien se le queda la custodia de los hijos, la convivencia con ellos para la otra persona, y el monto de pensión alimenticia, la cual debe garantizar calzado, vestido, educación y casa.

RIESGOS
Consumo de drogas, alcoholismo, parejas peligrosas (con antecedentes penales por violación o delitos de alto impacto) son algunas causales para perder a los menores en un juicio de
custodia.

"Nosotros siempre les manejamos que piensen en los niños, y que pasaría al traerlos a juicio, lo más sano es tratar de pensar siempre en el bienestar de los niños y hacer una cuestión voluntaria, no llegar a un pleito.” Especialistas en Derecho.

Por: DDM STAFF / [email protected]