Washington.- El secretario de Comercio de Estados Unidos, Wilbur Ross, anunció hoy que la administración del presidente Donald Trump impondrá aranceles a las importaciones de acero y aluminio provenientes de México, Canadá y la Unión Europea (UE) a partir del primer minuto de mañana 1 de junio.

México y Canadá serán sometidos a un arancel del 25 por ciento a sus ventas de acero y de 10 por ciento al aluminio, toda vez que no hubo suficiente avance en las negociaciones para renovar el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN), explicó Ross.

Además tampoco se llegó a un arreglo con la UE, indicó.

“Estamos dispuestos, ansiosos a tener una discusión con esas partes, Canadá, México y la Unión Europea, estamos esperando su reacción”, añadió Ross.

Cuestionado sobre el anuncio de México, Canadá y la UE en el sentido de que adoptarían medidas de represalia si eran sometidos a los aranceles, Ross señaló que eso no significa que no puedan continuar las negociaciones del TLCAN.

Sin embargo, evitó hablar del impacto que podría tener en los granjeros y rancheros estadunidenses que apoyaron electoralmente a Trump, las eventuales acciones de represalia de la UE, México o Canadá contra exportaciones agrícolas de Estados Unidos.

El secretario de Comercio abundó que en el caso de México y Canadá, las pláticas del TLCAN han demorado más de lo que esperaba la administración Trump.

“No hay una fecha precisa para cuando se concluyan y por lo tanto fueron incluidos en la lista de los países sujetos a aranceles”, subrayó.

Ross justificó la decisión del presidente Trump de levantar las exenciones que había decidido en abril pasado, bajo el argumento de que es su prerrogativa por razones de seguridad nacional bajo la Sección 232 de la Ley Comercial de 1962.

En los casos de otros países que habían sido blanco de posibles aranceles, Estados Unidos llegó a arreglos con Argentina, Australia y Brasil para imponerles cuotas para limitar el volumen de sus exportaciones de acero y aluminio, en lugar de los aranceles.

En el caso de Corea del Sur, Ross dijo que acordaron una cuota equivalente al 70 por ciento de las exportaciones de acero promedio entre enero de 2015 y diciembre de 2017, pero manteniendo el arancel del 10 por ciento en el caso del aluminio.

La Cámara de Comercio de Estados Unidos (USCC) había pedido el miércoles al presidente Trump desechar su plan de imponer aranceles a las importaciones de acero y aluminio, argumentando que serían un impuesto a los consumidores estadunidenses

En abril pasado, la administración Trump extendió hasta el 1 de junio la exención a México, Canadá y la Unión Europea para la imposición de aranceles a sus exportaciones de acero y aluminio a Estados Unidos.

A mediados de mayo, el secretario Ross indicó que el mandatario estadunidense decidiría si extiende las exenciones arancelarias a México o Canadá, dependiendo del estado de las negociaciones del Tratado de Libre Comercio de Amércia del Norte (TLCAN).

TAGS EN ESTA NOTA:




Loading...