La compañía Fisher-Price dijo retirará del mercado estadounidense una silla mecedora automática para bebés después de la muerte de cuatro que fueron dejados boca arriba y luego encontrados boca abajo.

En una declaración junto con la Comisión de Seguridad de Productos para el Consumidor de Estados Unidos (CPSC, por sus siglas en inglés), Fisher-Price dijo el viernes que retirará sus mecedoras 4-in-1 Rock ‘n Glide, que están diseñadas para imitar el movimiento de los brazos meciendo a un bebé.

Las muertes entre abril de 2019 y febrero de 2020 fueron un niño de 4 meses de Missouri, uno de 2 meses de Nevada, otro de 2 meses de Michigan y uno de 11 semanas de Colorado, según el comunicado.

“Los productos inclinados, como mecedoras y columpios, no son seguros para los bebés mientras duermen debido al riesgo de asfixia”, dijo el presidente interino de la CPSC, Robert Adler.

El gerente general de Fisher-Price, Chuck Scothon, dijo que la compañía se compromete a educar a los padres y cuidadores sobre el uso seguro de sus productos, “incluida la importancia de seguir todas las advertencias e instrucciones”.

Aproximadamente 120.000 sillas 4-in-1 Rock ‘n Glide y 55.000 2-in-1 Soothe’ n Play se vendieron desde enero de 2014 hasta diciembre de 2020 por unos 108 dólares en Estados Unidos. 

 


Cumple los criterios de   The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado