Aunque la entrega número 60 de los premios Grammy tuvo una carga primordial a favor de los movimientos #MeToo y #TimesUp , muy pocos notaron que la cantante Alicia Keys y su esposo llevaron a la gala el tema político contra las medidas anti migratorias de Donald Trump , pues Swizz Beatz, marido de Keys desfiló por la alfombra, portando una gabardina en color rojo que en la espalda llevaba inscrita la máxima frase de Benito Juárez: “Entre los individuos, como entre las naciones, el respeto al derecho ajeno es la paz”.

Con esto queda claro que el productor mundial se muestra en contra de las decisiones de Trump.