compartir en:

CUERNAVACA, MORELOS.- Más de cinco mil peregrinos se espera arriben al Santuario de Nuestra Señora de los Milagros de Tlaltenango, informó el párroco José Luis Rosales Gutierrez. La fiesta patronal que se celebra del 1 al 8 de septiembre, data de 1521, coincide con la llegada de Hernán Cortés a tierras morelenses.
En 1720, año en que apareció  la Virgen, se comenzó a construir el actual santuario ubicado al norte de Cuernavaca, narró el Párroco José Luis Rosales. “La imagen ha sido una bendición  que trae para todos sus hijos, los milagros de su amado y Santísimo hijo Jesucristo. Esta imagen mide aproximadamente, 60 centímetros de alto”.
Cada año, llegan por miles a esta fiesta que se ilumina por los fuegos pirotécnicos y por el bullicio de tantos puestos u juegos  que se colocan a lo largo de la avenida Morelos.
El párroco José Luis Rosales Gutierrez señaló que a esta fiesta católica se hace extensiva la invitación a varias comunidades cristianas-católicas, que a partir de este viernes estarán llegando varias peregrinaciones, no sólo de Morelos sino de otros estados del país.
A los miles de visitantes, los recibe la comunidad anfitriona del poblado de Tlaltenango que además de participar en la Fe y Eucaristía, se les ofrece un pequeño refrigerio como signo de hospitalidad.
Los visitantes que esperan en estos próximos días al Santuario, son traídos por la devoción y la Fe que tienen con la Virgen de los Milagros. Caminan cientos de kilómetros para participar en las misas programadas mañana y tarde.
Destacó la importancia que tiene la celebración, ahora que la Fe fácilmente puede desviarse por muchas situación que el mundo ofrece por las distracciones. “Nos interesa promover y afianzar que la gente venga con verdadera devoción para honrar a la Virgen María, porque es quien nos lleva a Jesús”.

A la fiesta. A partir de hoy, se esperan contingentes  diarios de miles de peregrinos que llegan a Tlaltenango de los rincones del estado y otras entidades.

Cada 8 de septiembre
Desde hace 297 años los católicos veneran a la Virgen de los Milagros. Durante la Revolución, Emiliano Zapata donó a la Virgen una valiosa corona de plata con estrellas.

"La imagen ha sido una bendición que trae para todos sus hijos, los milagros de su amado y Santísimo hijo Jesucristo. Esta imagen mide aproximadamente, 60 centímetros de alto.” José Luis Rosales, párroco

Por: Carlos Soberanes /  [email protected]