Una secundaria en Houston prohibe a los padres de familia asistir a sus instalaciones vestidos con pijamas o leggins.

La secundaria James Madison, en Houston, Texas, publicó en su sitio web un código de vestimenta dirigido a los padres de su comunidad estudiantil.

El memorándum cuenta con la firma de Carlotta Outley Brown, directora del colegio, y establece que aquellos padres que asistan a la escuela usando pantalones elásticos ajustados (leggins), pijamas, gorros o tubos en el cabello, serán sacados de las instalaciones.

Padres, los valoramos como socios en la educación de sus hijos. Sin embargo, por favor sepan que tenemos que tener estándares, debemos tener estándares elevados”

… menciona el texto.

Aunque una política en el distrito escolar de Houston faculta a las escuelas para establecer sus propios estándares de cuidado personal y vestimenta de los estudiantes, no hay una política específica para los padres.

Para Tomiko Miller, madre de una estudiante de la secundaria James Madison, este código resulta discriminatorio:

Me siento casi insultada. Creo que es discriminatorio el lenguaje que se usó. Es degradante. Soy africanoestadounidense y si está lloviendo y me pongo un gorro para protegerme, no creo que a nadie debiera importarle”

… declaró al Houston Chronicle.

Este código de vestimenta fue implementado por la secundaria luego de que le pidieron retirarse a una madre que quería inscribir a su hijo, por traer un vestido de camiseta y una pañoleta en la cabeza.

En Tennessee, la senadora estatal Dolores Gresham y el representante estatal Antonio Parkinson promueven una iniciativa para que los colegios adopten un código de conducta para padres donde se incluya la vestimenta.