¿Está naciendo un volcán en Michoacán? Es lo que se preguntan muchos mexicanos después de los sismos del 19 y 22 de septiembre en Coalcomán, cerca de la costa. Los expertos tienen la respuesta.

Es verdad que en la antesala del nacimiento de un volcán, puede existir actividad sísmica intensa y continua. Así sucedió antes de que, en febrero de 1943, la tierra rugiera dando lugar al nacimiento del volcán Paricutín.

De acuerdo con testimonios de la época, antes de que surgiera, se sintieron sismos durante ocho días, pero no se sospechó que se trataba de la formación de un volcán hasta que fue demasiado evidente.

¿Hay un nacimiento de volcán en Michoacán?

Desde el temblor del lunes 19 de septiembre, con magnitud de 7.7, van 1,459 réplicas. Sin embargo, no siempre que existe actividad sísmica recurrente en un mismo lugar se trata de la formación de un volcán. Es el caso de los sismos en Coalcomán, Michoacán, tal como lo dicen los expertos:

“No hay nada que evidencie el nacimiento de un volcán en la zona. Los eventos sísmicos se han dado a la profundidad óptima en la que está ubicada la zona de contacto de las placas de Coco y Norteamericana”, indicó en Twitter el Departamento de sismología y vulcanismo del Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas A.C.

 

¿Que tendría que pasar para que nazca un volcán?

Carlos Valdés González, investigador del Instituto de Geofísica (IGf) y actual director del Centro de Estudios Mexicanos (CEM) UNAM-Costa Rica, explicó que estos enjambres sísmicos son uno de los precursores del nacimiento de un nuevo volcán y pueden representar riesgos para la población local si se presentan acompañados de otros factores.

Sin embargo, destacó que para que ocurra una erupción volcánica o el surgimiento de un coloso, se requieren actividad sísmica, deformación del terreno, emisión de gases, manifestaciones hidrotérmicas y alteraciones visibles.

Además, recordó que México es un país volcánicamente activo, especialmente en esa región, donde hay más de mil 200 volcanes pequeños en el llamado campo de volcanes de Michoacán-Guanajuato, donde surgió el volcán Paricutín en 1943 al que antecedió una serie de sismos.

En todo el Eje Neovolcánico Transversal, que recorre el centro del país, incluida la CDMX, hay una intensa actividad sísmica. De hecho, la capital mexicana posee varios volcanes, como el Xitle y el Ajusco, los cuales se encuentran dormidos o extintos. 

Por su parte, Denis Xavier Francois Legrand, investigador del IGf, detalló que la comunidad científica supone que los enjambres sísmicos están asociados al movimiento de magma, pero aclaró que no siempre llegan a la superficie, tal como sucedió en 1997, 1999 y 2006.

A su vez, Luis Antonio Domínguez Ramírez, profesor de la Escuela Nacional de Estudios Superiores (ENES) Morelia, recomendó a los habitantes que se encuentren en zonas con movimientos sísmicos que estén atentos de emanaciones de gases como azufre que también acompañan al surgimiento de actividad volcánica.

Aunque los académicos consideraron que no hay información concluyente al respecto, recomendaron seguir una estricta vigilancia científica en la zona, estar pendientes de los mapas de riesgo y las recomendaciones de las autoridades de Protección Civil.

Entonces, ¿por qué tiembla tanto en Michoacán?

Cuando ocurre un sismo fuerte, éste es sucedido de réplicas. La mayoría de éstas son de menor magnitud a la del sismo original. Y, aunque pueden ir disminuyendo en frecuencia e intensidad, puede ocurrir que una de esas réplicas rebase la magnitud de 6, tal como sucedió en la madrugada de este jueves 22 de septiembre.

Según el Instituto de Investigaciones Geológicas y Atmosféricas, este último sismo sería la réplica más fuerte del temblor del 19 de septiembre. Cabe recordar que la magnitud del sismo original es fue de 7.7 y el del 22 de septiembre fue de 6.9.

A partir de este punto, según los especialistas del instituto, cabría esperar incluso un nuevo sismo de magnitud de 6. Y, en adelante, más réplicas cada vez más pequeñas.

Las réplicas con mayor magnitud pueden tardar meses en suceder, por lo cual es necesario que las autoridades y los ciudadanos permanezcan alertas y sepan qué hacer en caso de un sismo o una réplica fuerte.

 


Cumple los criterios de The Trust Project

Saber más

Síguenos en Google Noticias para mantenerte siempre informado