De sorpresa, detuvo el fiscal anticorrupción Juan Salazar a Alejandro Vera, quien quedó bajo arraigo domiciliario, pero ya lo superó.

Por andar en sus tertulias,
Comederos y cantinas,
 le cayeron varios judas
y se fue a la bartolina.

Corolario: ¡Y Vera seguirá en lo suyo, enfrentando juicios y haciendo campaña política!

 Por PABLO RUBÉN VILLALOBOS

TAGS EN ESTA NOTA:



Loading...