Comieron en privado el presidente Enrique Peña Nieto y el electo Andrés Manuel López Obrador.

 

Si sus broncas esfumaron

entre ellos, y nadie más...

¿Será porque ya fumaron

la tal pipa de la paz..?

 

Corolario: AMLO, a lo suyo mañoso y mandón... Enrique, ¿flojito y cooperando..?

 

 Por: Pablo Rubén Villalobos